×

Aviso

Folder doesn't exist or doesn't contain any images

Hipólito Contreras / Opinión Libre

La verdad, ya no sabemos a quién creerle, si al gobierno o a los medios, en este tema que nos ocupa y nos preocupa desde hace tres meses, hay muchas cifras, mucha estadística, muchas declaraciones, pero no sabemos cuál es la realidad.

Lo que vemos a la vista es una economía compleja, micro, pequeña y mediana empresa muy dañada, muchos comercios cerrados, otros a medio abrir, con sus empleados afuera esperando clientes, los que casi no llegan.

En el lado opuesto, vemos los tianguis, los mercados, trabajando casi normalmente, con mucha gente comprando; aquí no hay restricciones ni previsiones, el ayuntamiento de Puebla les tolera todo, sólo les pide que tomen las medidas conocidas.

Es decir: por un lado, al pequeño y mediano comercio formal se le prohíbe todo, a los informales se les permite todo, no hay piso parejo para todos; para unos, tolerancia, para otros, intolerancia.

Lo preocupante es que de acuerdo con las cifras que nos dan a nivel nacional la famosa curva de la pandemia ya lleva más de un mes; no fue como las autoridades habían dicho, que el pico más alto sería entre el 6 y el 15 de mayo y que después empezaría a descender; no es así, esto ya se prolongó más allá de lo previsto, se prolongó o lo hicieron prolongar, no se sabe. Una cosa es cierta, el gobierno no puede adivinar cuándo un virus bajará de intensidad, esto la ciencia no lo sabe, pero de que tiene que bajar tiene que bajar, nada es eterno.

Incluso, las autoridades dijeron primero de junio se reanudaban las clases en las escuelas; pero al final, como en Puebla, se dio por concluido el curso, lo que ocasionó daño a millones de alumnos, los que estarán cinco meses sin clases presenciales.

El comercio ya llegó al tope de su capacidad, no pueden esperar más, necesitan recursos para vivir. Vamos a ver si por fin el 15 de junio, como lo prometieron las autoridades, ya pueden abrir tomando todas las precauciones.

También, obvio, es preocupante que la más grande empresa de Puebla, Volkswagen, siga en paro; ahí están más de 15 mil trabajadores inactivos. Esta empresa es el motor de la economía del estado, a esta se le suma la otra armadora, AUDI, que tiene más de cinco mil trabajadores; las dos empresas son vitales para Puebla, es preciso que reanuden ya actividades con las medidas sanitarias correspondientes.

¿Qué es lo que está pasando a nivel nacional y mundial con la pandemia? Mientras en China y Europa reanudan actividades en todos lados, en América Latina los contagios y fallecimientos siguen al alza. De acuerdo con reportes oficiales, se informa de más de 113 mil contagios y más de 13 mil fallecimientos, esto equivale a la población de una ciudad media como Tehuacán o Atlixco; una ciudad de ese tamaño ha sido eliminada por la pandemia en México, del primer contagio y del primer fallecimiento se hicieron miles.

La sociedad no sabe nada de lo que está pasando, hay mil cosas que se dicen, que, por ejemplo, a finales de junio en México se llegará a los 25 mil muertos, como si esto estuviera planeado; si hay un súper poder que mueve todo esto, si el virus fue creado, si hay un plan mundial, no se sabe; lo cierto es que México está poniendo sus muertos y sus enfermos, como si fuera la parte que le corresponde a nivel mundial.

A la sociedad sólo dicen todos los días, a través de los medios, son tantos los fallecidos y tantos los contagiados y punto, no se sabe más, y por supuesto, nadie se va a atrever a constatarlo en los hospitales, sería un suicidio, así que nos quedamos con las cifras que nos dan.

Vamos a creer que así es y que tenemos que preocuparnos y ocuparnos en cuidarnos todos, y es que esto lo debemos hacer no sólo por la pandemia sino siempre, las enfermedades entran por la boca y las manos, siempre ha sido así. Si todo mundo se cuida el problema es superable.

Ya lo demás de que si un grupo creó y soltó el virus por el mundo porque forma parte de un plan mundial, lo dejamos a la imaginación, no sabemos ni se sabrá nada, pero puede suceder, los humanos son capaces de eso y de todo, si fueron capaces de bombardear dos ciudades japonesas en 1945 eliminando en un minuto a 150 mil vidas, hoy no sería la excepción.

Por ahora hay que cuidarse, no sólo mediante las recomendaciones sanitarias, sino consumiendo alimentos naturales que fortalecen sistema inmunológico. En esto, el gobierno, los gobiernos deben tener un plan, una política, para proteger a la población; pero hasta ahora nada ha hecho en este sentido, se limitan a entregar despensas incompletas, no pensadas en productos recomendables y necesarios en esta pandemia.

En el plano económico lo que urge es que se reanuden ya las actividades en todos lados, no podemos esperar más, la economía ya no aguanta más. Con todas las precauciones debidas reiniciemos ya, no podemos seguir así.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver