×

Aviso

Folder doesn't exist or doesn't contain any images

Arrecia la pugna del gobierno estatal y el ayuntamiento de Puebla

Gabriel Sánchez Andraca / Semana Política

EL GRUPO DE POLICIAS estatales, que se manifestaron el martes contra el gobierno estatal, por supuestamente no cumplir con el aumento de sueldo prometido, está propiciado, según un comunicado oficial de las autoridades del estado, por la presidenta municipal, Claudia Rivera y un grupo de funcionarios y ex funcionarios con el único objetivo de causar problemas y desprestigiar al gobierno en funciones.

Señalan como prueba de lo dicho, la presencia de la titular de Seguridad Ciudadana, Lourdes Rosales Martínez, quien auspicia y patrocina abiertamente la protesta, en la protesta del martes en la dirección de la Policía Estatal Preventiva.

Hasta ese lugar llegaron patrullas municipales a ofrecer alimentos al pequeño número de manifestantes, según señala el comunicado oficial.

Entre los funcionarios y ex funcionarios mencionados como parte del grupo que propicia y alienta las protestas se encuentran los siguientes: José Flavio Meneses, coordinador de seguridad pública municipal, Manuel Alonso, Miguel Martínez, Miguel Jiménez Castillo y otros, que están atrás de quienes se manifestaron el lunes.

Dice el comunicado oficial del gobierno, que las demandas de los policías para mejorar sus percepciones y las condiciones de trabajo para ser más eficientes, son justas y que el gobierno del Estado, ha estado dispuesto a dialogar con ellos para llegar a acuerdos, pero ese diálogo no ha sido posible, porque los propios demandantes, no han querido un diálogo formal e institucional, por consejo del grupo que los auspicia que tiene intereses netamente políticos y personales.

Las autoridades estatales consideran que el mejoramiento de los cuerpos policíacos es necesario y urgente y que es necesario realizar pláticas con los interesados para llegar a acuerdos. El mejoramiento de las condiciones de trabajo de los integrantes de la policía estatal, así como sus percepciones salariales, se harán realidad en el menor tiempo posible de acuerdo con las posibilidades presupuestales del gobierno.

Ojalá y se llegue pronto a un entendimiento, pues el problema de la inseguridad y el alto índice de delincuencia, sigue vigente pese al surgimiento de la crisis sanitaria y económica que padecemos lo mismo que el resto del mundo y tanto la inseguridad que percibe la ciudadanía, como la actividad de las bandas delincuenciales que se padece en muchas regiones de la entidad, no puede seguir impune.

No es válido que, por cuestiones de politiquería barata, se pretenda agravar uno de los problemas más sentidos por la población. Por eso los políticos y los partidos han caído en un desprestigio social, que los debería tener preocupados para rehacer su imagen y no para hundirla más.

PUEBLA ESTA PREPARADO PARA hacer frente al problema del Covid-19.

Hay suficientes camas para la atención de los enfermos que se han incrementado en los últimos días hasta llegar, según informó el gobernador Barbosa Huerta, a 112 contagios el martes y 23 defunciones.

Hizo un llamado a la ciudadanía poblana para no bajar la guardia: mantener el confinamiento, usar el tapabocas, mantener la sana distancia, no hacer reuniones de más de 50 personas y lavarse frecuentemente las manos con jabón y desinfectantes.

Consideró que en la tercera semana de este mes, ya podrán reabrirse algunos negocios poco a poco hasta llegar a la total normalización de las actividades económicas.

Muchos trabajadores “por su cuenta”, vendedores ambulantes, taxistas, profesionales independientes, personas que no perciben salario fijo o éste lo reciben por la cuarentena, disminuido o no lo reciben, están en situación realmente difícil.

Por eso y no por otra cosa, se ha relajado la disciplina sanitaria entre la población. La gente necesita tener ingresos para comer y en eso no es posible esperar.

Las autoridades municipales, ya deberían tener planes para apoyar a la población más vulnerable con apoyos alimentarios, pero hasta ahora no lo han hecho o no se sabe que lo estén haciendo.

Hay entidades donde presupuestos destinados a cubrir otras necesidades que pueden esperar un tiempo más, para distribuir entre la población más pobre, la llamada canasta básica. Sabemos que en estados del sureste mexicano, semanariamente se entrega a las familias más necesitadas no solo maíz, frijol y arroz, sino otros productos que sin ser muy costosos, enriquecen la dieta diaria de todas las personas que lo requieren en momentos como estos.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver