×

Aviso

Folder doesn't exist or doesn't contain any images

** La reconstrucción lleva el 50 por ciento **

Elizabeth Soriano / Izúcar de Matamoros, Pue.

La escultura policromada de Santiago Apóstol, o “Santiaguito” como lo llaman los feligreses, la cual fue severamente dañada por el sismo ocurrido en 2017, regresará a Izúcar de Matamoros hasta el 2021, esto según los informes de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). 

La imagen de Santiaguito, una escultura del apóstol Santiago como jinete y su caballo, tallada y policromada, es uno de los 5 mil bienes culturales que resultaron afectados por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, por lo que, desde su traslado al Taller de Escultura Policromada, se le han realizado diversas evaluaciones de daños, pues los restauradores deben estar conscientes de qué materiales pueden usar, ya que al no tener cuidado, pueden dañar las estructura de la escultura. 

En entrevista, el arqueólogo Raúl Martínez Vázquez, cronista del municipio de Izúcar de Matamoros, informó que los trabajos se restauración continúan, por lo que, según información oficial de la CNCPC, la escultura podría estar lista en el 2021, para que pueda regresar a tierras izucarenses; al mismo tiempo, mencionó que actualmente el proyecto se encuentra en pausa debido a la contingencia sanitaria provocada por el virus del Covid-19 

La escultura del apóstol tiene un avance del 50 por ciento

Martínez Vázquez señaló que, según la evaluación de los especialistas, el jinete perdió parte de su volumen, por lo que el proceso de restauración ha sido lento, ya se le han utilizado máquinas de vapor y una serie de procedimientos técnicos desarrollados por el equipo de la Coordinación de Restauración. 

Los especialistas han informado que el avance en el jinete se encuentra en un 50 por ciento. Por el contrario, del caballo, el cual no se ha podido avanzar por la magnitud de los daños, pues según algunas historias de testigos, cuando sucedió el sismo primero se cayó el jinete del caballo y después la cúpula, por lo que esa podría ser la razón por la cual el caballo quedó casi destruido. 

Ante esta situación, el equipo de restauración menciona que prácticamente debe ser construido nuevamente, retomándose algunos elementos grandes que quedaron cuando le cayó la cúpula. 

“Se están enfocando en la parte del jinete, que es la que quedó más completa”, expresó el cronista. 

Del mismo modo, la perito Roxana Romero Castro, como parte del grupo de restauradores, ha manifestado que nunca antes habían trabajado en un caso con el grado y complejidad de deterioro como el de Santiago Apóstol, por lo que señaló que la restauración tendrá resultados muy interesantes y satisfactorios para todos, tanto en el ámbito académico y técnico, como en la parte social y espiritual de los feligreses. 

Visitas: la valoración de los feligreses

Desde que la escultura de Santiago Apóstol fue trasladada a la Ciudad de México para ser restaurada, el padre Gilberto Sombrero Hernández ha liderado 4 visitas al taller donde se llevan a cabo los procedimientos de restauración, él junto con varios feligreses, han monitoreado de cerca cuales son los avances en “Santiaguito”. 

Una de las especialistas presentes durante una de las visitas, les agradeció la paciencia en el proceso de reconstrucción, al mismo tiempo que reconoció que la visita fue bien recibida, pues para el equipo era importante que las personas se percataran que los procesos de restauración no son fáciles ni rápidos, por lo que, conociendo el desarrollo de las labores en la escultura, tendrían más cuidado con ella. 

Comprensión y paciencia ante la restauración

La escultura ha tenido varios análisis de diversos especialistas, por lo que el arqueólogo Raúl Martínez Vázquez, resaltó la importancia de que los feligreses deben tener paciencia para el regreso de Santiaguito, pues desde su ingreso al taller, se manifestó que sería un trabajo de mucha paciencia por los daños tan severos que sufrió la escultura, por lo que pide comprensión a la ciudadanía.

“Algunos procesos son muy lentos, se tiene que esperar con la tranquilidad del mundo para que ellos terminen su trabajo”, mencionó.

A un mes de la fiesta de Santiaguito

El sacerdote de la parroquia de Santiago Apóstol, Gilberto Sombrero, informó que ante la contingencia sanitaria provocada por el virus del Covid-19, la fiesta de Santiago Apóstol, que se celebra el próximo 25 de julio, será suspendida, pues se acatarán las recomendaciones de los distintos niveles de gobierno y de la arquidiócesis de Puebla, por lo que no se realizará la tradicional fiesta, ni se recibirán visitas de feligreses de la región; este año solo se realizarán celebraciones eucarísticas a puerta cerrada,  para que los feligreses puedan ser partícipes de esta celebración tan importante para los izucarenses. 

“De momento solo se tiene planeado realizar algunas celebraciones eucarísticas a puerta cerrada, solo transmitiendo a través de los medios de comunicación, de esa forma se celebrará la fiesta este año”, finalizó.

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver