**Los abusos en contra de los usuarios podría alcanzar los 89 mdp**
**La iniciativa busca proteger los derechos de los usuarios de Facebook, Twitter Telegram y otras**

Redacción / Ciudad de México.

Ricardo Monreal, líder de la bancada de Morena en el Senado dio a conocer este lunes una iniciativa de ley que busca proteger los derechos de la población y evitar excesos de las grandes empresas que dominan el mercado, a fin de regular las redes sociales en México, bajo el argumento de que de esta manera se va a proteger la libertad de expresión en los espacios virtuales.

Esta propuesta legislativa surgió luego de que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, criticó la decisión de Twitter de cerrar la cuenta del ex presidente Donald Trump en el contexto del asalto violento al Capitolio estadounidense.

En el capítulo II de la iniciativa menciona que las personas físicas y morales que se consideren redes sociales relevantes, es decir, que tengan más de un millón o más suscriptores; deben ser autorizadas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para prestar el servicio de redes sociales, por ejemplo, Facebook, Instagram, WhatsApp, Twitter, Telegram y TikTok.

El IFT será la instancia que fungirá como árbitro entre la empresa y el usuario en el caso de la cancelación de una cuenta; en caso de que haya un incumplimiento de sus términos y servicios, los cuales deberán ser aprobados por el IFT, podrán suspender temporalmente cuentas y eliminar contenido, para lo cual se podrán utilizar algoritmos o tecnologías automatizadas.

Para cancelar definitivamente una cuenta o un perfil, las empresas de redes sociales deberán de tener un área específica que cuente con personas físicas, especialistas en derechos humanos y libertad de expresión, quienes deberán emitir la resolución correspondiente. En estos casos, queda prohibido el uso de algoritmos o tecnologías automatizadas.

Una cuenta sólo podrá ser cancelada definitivamente si se utilizó para difundir mensajes de odio, noticias falsas, mensajes que provocaron algún delito o perturbación del orden público; o se usó para afectar los derechos de menores de edad, o contenidos que “ataquen la moral”, o afecte a la vida privada y revele datos personales.

Los usuarios a los que se les cancele definitivamente su red social ,podrán impugnar dicha decisión en un plazo no mayor a 24 horas y por su parte, las empresas de redes sociales deberán de crear una estructura interna que resuelva dichas impugnaciones en un plazo no mayor a 24 horas, y en caso de que no se resuelva favorablemente la impugnación del usuario, se podrá presentar una queja ante el IFT.

En caso de que se llega a acreditar que hubo vulneración a la libertad de expresión en redes sociales, las sanciones podrán ser de una, hasta un millón de Unidades de Medida y Actualización vigentes en la Ciudad de México, lo cual equivale de 89.62 pesos a 89 millones 620 mil pesos, de acuerdo al valor vigente en 2021.

Según cifras del Digital 2020 Global Digital Overview, retomadas por el senador en la iniciativa, en México hay 84 millones de usuarios de Facebook, 24 millones de usuarios de Instagram y 9.4 millones de cuentas de mexicanos en Twitter.

INE emitiría reglas para redes sociales

La intención de la regulación en las redes sociales es que se “evite la censura masiva y discrecional de los particulares propietarios”. Aunque no especifica cuáles serán las nuevas reglas para las redes sociales en México en cuanto a su manejo por parte de partidos políticos y candidatos, pero sí tiene un artículo que precisa que las reglas deberán ser emitidas por el Instituto Nacional Electoral (INE).

El documento no ha sido presentado al Senado, así que todavía es un borrador preliminar. De ahí que el senador Monreal haya dicho que recibirá comentarios a la iniciativa durante tres semanas. Pasado ese periodo se harán modificaciones y ahora sí se presentará oficialmente al Senado.

No debe hacer censura: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en conferencia que no apoyará ninguna de las dos iniciativas presentadas en el Senado y en el Congreso que prevén regular redes sociales y plataformas digitales al decir, “no debe haber censura”.

Abundó sobre el caso de Donald Trump y sí dijo que su inhabilitación en redes fue censura. Sin embargo, y aunque criticó a dueños de redes sociales, señaló que los medios de comunicación y digitales deben autorregularse.

“Yo soy partidario de que no se regule lo que tiene que ver con los medios de comunicación (…) que no haya ninguna censura, por eso no me gustó lo que hicieron los dueños de las plataformas cuando silenciaron al presidente Trump. No acepto la censura, y menos de particulares”, puntualizó.