Un aura de misterio rodea la muerte de una joven enfermera que murió en el interior de una celda policial, luego de que fue detenida por violar el toque de queda y estar en estado de ebriedad.

Los hechos ocurrieron alrededor de la media noche del pasado sábado, en la ciudad de La Esperanza, en el occidente de Honduras.

Según un comunicado emitido por la Secretaria de Seguridad, la muerte de la joven estudiante de enfermería, Keyla Patricia; señala que fue detenida luego de hacer un escándalo en vía publica, por lo que fue enviada a la Unidad Departamental de la Policía de La Esperanza, sin embargo, horas más tarde habría sido encontrada en su celda con su suerte amarrado en el cuello, por lo que en el comunicado se señala que se trata de un suicidio.

Familiares de Keyla se niegan a aceptar que la joven se haya quitado la vida, por lo que aseguran que las autoridades se contradicen en sus declaraciones, por ello piden a las autoridades competentes que investiguen el caso y esclarezcan lo sucedido.