Redacción / Estados Unidos

La mujer que se encontraba en la manifestación en el Capitolio y fue herida con un disparo, falleció como consecuencia de la herida que le provocó la bala.

La información la dio a conocer las fuerzas de seguridad de Washington DC, quienes informaron sobre el hecho donde docenas de partidarios del presidente Donald Trump irrumpieron en el edificio.

Imágenes difundidas en redes sociales muestran a una mujer siendo trasladada por paramédicos en una camilla presentando una fuerte hemorragia, además de que también se escucharon gritos de personas que decían “se han producido disparos”, por lo que se presume que fue herida de bala.

Aun no se confirma la forma en que la mujer fue herida, sin embargo, testigos aseguraban que había sido trasladada a un hospital y que se desconocía su estado de salud actual.

Además de la mujer, múltiplos agentes han sido heridos durante la manifestación, pues el tiroteo se produjo cuando los inconformes violaros los perímetros de seguridad y entraron al Capitolio

Ante esto, la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, solicito el despliegue de la Guardia Nacional para desalojar los manifestantes del Capitolio y restaurar la seguridad en el recinto.

Del mismo modo, de forma extraoficial, la Policía se encuentra bloqueando el paso a todas las personas que pretenden ingresar al edificio a través de los túneles subterráneos que habitualmente usan senadores o periodistas.

Por su parte, Donald Trump culpa de los hechos violentos al vicepresidente Mike Pence, argumentando que había anunciado que no evitaría la certificación de los resultados electorales.

“Mike Pence no tuvo el coraje para hacer lo que debía hacerse para proteger a nuestro país y nuestra Constitución, dando a los estados la posibilidad de certificar datos correctos y no los inexactos y fraudulentos que certificaron antes. ¡Estados Unidos demanda la verdad!”, escribió el Trump en su cuenta de Twitter.

A consecuencia de los hechos, la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, ha declarado toque de queda en el lugar para evitar más actos de violencia por parte de los manifestantes.