Redacción / Internacional.

Durante esta época de fiestas, no se recomienda dar abrazos, ni besos, ni saludar de mano porque días después se pueden presentar los síntomas del Covid-19.

Todos soñamos con el momento en el que podamos volver a vernos y abrazarnos, pero durante la pandemia estas acciones no son lo más recomendable de hacer, ya que sabemos que el virus se transmite cuando inhalamos las micro gotas de una persona infectada y los abrazos por obvias razones es una huella que debemos evitar.

Algunos investigadores plantean que, si se da un abrazo breve tomando ciertas precauciones, el riesgo de contagio es relativamente bajo. Pero aun así otros más aseguran que la mejor forma para eliminar ese riego es evitar tener contacto con otra persona.

Julian Tang, profesor del departamento de Ciencias Respiratorias de la Universidad de Leicester en Reino Unido, explicó que la distancia social implementada en esta pandemia se hizo debido a que la transmisión a través del aire aumenta cuando se encuentran muchas personas reunidas en un mismo lugar, remarcando que si abrazamos no solo estamos cerca de la persona, también estamos teniendo contacto con ella.

Además, resaltó que hacerlo con el uso de cubrebocas no brinda ninguna seguridad, ya que el riesgo de contagio se encuentra al exhalar, pues cuando se exhala con un cubrebocas puesto, el aire emitido no se dirige hacia enfrente si no a los costados y puede llegar a las personas de nuestro alrededor.

La única manera de hacerlo sería tomar todas las medidas necesarias para hacerlo, como evitar respirar al momento de dar el abrazo, lo cual también sería incómodo; reiteró que lo mejor es evitar dar abrazos durante el tiempo de pandemia.

A pesar de que hay personas que necesitan abrazos, debemos evitar hacerlo, más en estas épocas decembrinas donde abrazar a alguien es muy necesario para las personas, y tratar de explicar esto a los niños o adultos mayores resulta muy complejo de hacer.