Redacción / Puebla, Pue.

En pleno repunte de la epidemia por Covid-19 y casi al concluir el año, la concesionaria Agua de Puebla inició una serie de despidos de su personal que podría alcanzar el 30 por ciento de su plantilla

Bajo el argumento de que se encuentra en “números rojos”, debido a que “los usuarios deudores no han pagado”, reveló el activista Omar Jiménez Castro acerca del despido del 30 por ciento de la plantilla de la concesionaria. El defensor del derecho humano del agua sostuvo que han aumentado las denuncias por parte de los empleados quienes únicamente les quieren dar 5 mil pesos como liquidación, a pesar de que por ley les corresponde una suma mayor.

Refirió que la mayoría de los despedidos son trabajadores que han alzado la voz para que la concesionaria no violente sus derechos, entre los que se encuentran personas de la tercera edad, manifestó que con base en la Ley Federal del Trabajo un trabajador que es despedido debe recibir una liquidación de 90 días de salario, así como sus prestaciones, aguinaldo y prima dominical, sin embargo, la empresa no quiere cubrir ese dinero.

Agregó que anualmente la empresa entrega a sus trabajadores un bono de productividad que este 2020 se niega a dar bajo los mismos argumentos de encontrarse en números rojos.

El 30 de julio pasado sin el pago de una liquidación como marca la Ley Federal del Trabajo, la empresa Concesiones Integrales SA de CV, que desde el año 2014 privatizó el servicio del agua, drenaje y saneamiento en la ciudad de Puebla, obligó a firmar su renuncia a mil 200 trabajadores, quienes fueron recontratados sin reconocer su antigüedad laboral por la compañía Consultora y Solución Urien RL de CV.

“Los están despojando en plena pandemia y al finalizar el año, no van a tener seguridad social. Estamos hablando de aproximadamente 300 trabajadores”. Declaro Omar Jiménez.