Ángel Isidoro / Atlixco, Pue.

Debido a la pandemia del Covid-19, el evento decembrino de la “Villa Iluminada” que año con año se lleva a cabo en Atlixco, en esta ocasión abre un debate acerca de dejar o sacar del centro de la ciudad este programa en beneficio o pérdida de la economía local, incluidos los prestadores de servicios.

Este 2020, la Villa Iluminada será diferente a años anteriores, la pandemia pospuso el festejo decembrino, la cual genera en 50 días más de 30 millones de pesos y la aparición de más de medio millón de visitantes de gran parte del país.

Debido al cambio de la villa iluminada a el aeródromo de Atlixco, vendedores del mercado Benito Juárez y de calles del Centro Histórico acudieron al Ayuntamiento a pedir la vuelta de la polémica Villa Iluminada al sitio original y donde nació.

“Invertimos dinero, incluso ahorros, en rentar un espacio y vender durante mes y medio. Varios de aquí dependen de manera considerable de esa actividad y hoy no está”. Declararon los vendedores locales.

Cabe resaltar que los comerciantes locales recomendaron a las autoridades prender más tiempo la iluminación navideña, sobre todo los fines de semana que son días de mucha actividad comercial y llamar la atención de lugareños y turistas y dar paso a una recuperación económica.

Existen varios grupos financiados por tianguistas locales y foráneos presionando para hacer su evento, pero para otros primero es la salud de todos; resaltan que no es momento de tomar las calles de Atlixco de manera irresponsable y que las autoridades locales deben actuar con firmeza y evitar eventos con esas características.