Abraham Onofre / Izúcar de Matamoros, Pue.

El asesinato de Joselin Margarita de 21 años de edad, originaria de la junta auxiliar de Atencingo, fue el resultado de un daño colateral, de un presunto ajuste de cuentas contra un taxista del sitio Revolución.

Los hechos se registraron aproximadamente a las 7 de la noche del lunes 16 de noviembre, en la carretera Izúcar-Atencingo, a la altura de Zolonquiapa, junta auxiliar perteneciente al municipio de Tilapa.

La agresión contra el taxista que respondía al nombre Gabriel B., de 40 años de edad, dio como resultado la muerte de dos personas que viajaban a bordo del taxi Nissan Tsuru de color azul con amarillo, número de unidad 50, con placas de circulación 23-30-SSL del estado de Puebla.

En el taxi iba una pasajera que respondía al nombre Joselyn H. A., de 21 años quien se dirigía hacia Villa Atencingo, junta auxiliar perteneciente al municipio de Chietla; luego de hacer venido a realizar compras de algunos artículos para su bebé de 3 meses de nacido.

Los presuntos agresores les dispararon y luego se dieron a la fuga. Gabriel recibió un impacto de proyectil de arma de fuego en el pecho que le perforó los pulmones y Joselyn recibió uno en el cráneo, por lo que perdieron la vida a bordo de la unidad que quedó a un costado de la carretera.

Al lugar acudieron elementos de la Fiscalía General del Estado, quienes iniciaron con las investigaciones. Se presume que fue un ajuste de cuentas contra el taxista, mientras que la muerte de Joselyn pudo haber sido un daño colateral por haber representado un cabo para el o los agresores; sin embargo, serán las autoridades las que esclarezcan el crimen.