La lucha para erradicar el coronavirus sigue. Recientemente, Moderna dijo que su vacuna experimental contra el covid-19 tuvo una efectividad de 94.5 por ciento para prevenir el coronavirus, según datos provisionales de un ensayo clínico en etapa avanzada, convirtiéndose en la segunda compañía estadunidense en una semana en informar resultados que superan las expectativas.

Junto con la vacuna de Pfizer que también demostró una efectividad superior al 90 por ciento, y en espera de más datos de seguridad y revisión regulatoria, Estados Unidos podría tener dos tratamientos autorizados para uso de emergencia en diciembre, con hasta 60 millones de dosis disponibles para fin de año.

El próximo año, el gobierno de Estados Unidos podría tener acceso a más de mil millones de dosis de los dos fabricantes de vacunas, más de lo necesario para los 330 millones de residentes del país.

Las vacunas, que usan la nueva tecnología conocida como ARN mensajero o ARNm, representan poderosas herramientas para combatir una pandemia que ha infectado a 54 millones de personas en todo el mundo y dejado 1.3 millones de muertos.