Redacción / Ciudad de México.

La Fiscalía General de la Republica (FGR) acusa al ex presidente Enrique Peña Nieto por los delitos de traición a la patria y cohecho en el caso Odebrecht.

Según información publicada por el diario Reforma, las acusaciones se encontraban en la solicitud de orden de aprehensión contra el ex secretario de Hacienda Luis Videgaray, donde señalan a Peña Nieto como el responsable de utilizar al ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray y también al ex director de Pemex, Emilio de Loya, para poder realizar los delitos antes mencionados.

En dicho documento, Videgaray es calificado como el “autor material” de los hechos, mientras que Peña Nieto es calificado como el líder de un “aparato de poder criminal”.

El documento, presentado ante el juez el pasado 27 de octubre, detalla que el ex presidente fue el “autor mediato” de los fraudes, pues se acusa de utilizar a otras personas, en este caso a Videgaray y Lozoya, para lograr el cometido de los delitos de traición a la patria y cohecho, agregando además delitos de carácter electoral.

La Fiscalía hace referencia el ex mandatario aprovechaba su cargo como presidente, el cual utilizaba para obtener beneficios persona, logrando la compra de la empresa Odebrecht, de esta forma, estaría cometiendo los delitos de cohecho y traición a la patria.

Ante esto, Luis Videgaray es acusado por estos mismos delitos, pero se refiere que actuó bajos las ordenes de Peña Nieto, distribuyendo, a través de intermediarios, 121 millones 500 mil pesos entre los entonces legisladores, Ernesto Cordero y Jorge Luis Lavalle, ambos del PAN; además del ex dirigente panista de la Cámara de Diputados y candidato a la presidencia  en las elecciones del 2018, Ricardo Anaya; en el documento también sale a relucir el nombre del ex legislador priista David Penchyna Grub.

Las entregas de dinero habrían sido dadas a los funcionarios a cambio de los votos y el apoyo a favor de reformas estructurales impulsadas durante la administración de Peña Nieto, entre ellas la reforma educativa y la energética.

Modo de operación

La FGR expone que el ex presidente requirió de importantes recursos logísticos y financieros para poder realizar los sobornos.

Esto explicaría que Peña Nieto tuvo que realizar gestiones, no solo en México, sino también en países del extranjero, de esta forma pudo recabar los recursos ilícitos necesarios para los movimientos hechos en la empresa Odebrecht.

Posteriormente tenían que transferir los recursos nuevamente al país para cambiarlos en pesos y hacer los millonarios sobornos a los legisladores.

Es por esto que el documento acusa a Videgaray y a Lozoya de realizar estos sobornos bajo el mandato del ex presidente, donde “implementaron una política de actos de corrupción”.

Ante esta situación, la Fiscalía acusa a Videgaray de ser el autor material de los delitos, mientras que Peña Nieto fue quien coordinó los hechos delictivos, teniendo la capacidad de dar órdenes específicas que se tenía que cumplir, aprovechando el cargo que tenía para lograr sus objetivos.

En el mismo documento también se detalla que se continuará integrando elementos a la carpeta de investigación del ex secretario de Hacienda, además de otros altos ex funcionarios del sexenio pasado presido por Enrique Peña Nieto, considerando que se podría solicitar nuevamente otra orden de aprehensión en contra de Videgaray, luego del rechazo de la anterior porque el Juez solicitaba más información.

Por otro lado, las investigaciones en contra del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, continúan su curso, esperando la decisión de la FGR para determinar si se acusa formalmente al ex director para ir a juicio o si se desiste del proceso en contra suya.  

*Con información de Diario Reforma.