**Entre ellas epilepsia, cáncer, trastorno del espectro autista, mal de Parkinson, esclerosis múltiple, esclerosis tuberosa y dolor neuropático**

Juan Rubio / Ciudad de México.

¿Que sabemos en realidad sobre la marihuana o cannabis? ¿Sabias que el cannabis ha sido utilizado como planta medicinal desde el principio de los tiempos?, ¿y que su uso fue disminuyendo ante el aumento de los opiáceos?, así que el interés por las propiedades medicinales de la marihuana había desaparecido del mapa.

Lo anterior fue dado a conocer por la Fundación Canna, una iniciativa sin ánimo de lucro de la empresa Canna España Fertilizantes SL, una compañía multinacional que produce fertilizantes para plantas de rápido crecimiento.

La Fundación estudia e investiga la planta de cannabis y sus principios activos. Sus fines son: el estudio e investigación científica de la planta y sus principios activos, en particular en lo relativo a sus efectos sobre el cuerpo y la mente humana, y la investigación científica relacionada con el consumo de cannabis y sus derivados.

Canna presta apoyo financiero a diferentes congresos, iniciativas y estudios clínicos dedicados al avance en la investigación del uso medicinal de los cannabinoides.

Profesor Rafael Meshulan,
descubridor del cannabinoide

El olvido de las propiedades del cannabis terminó hasta que un profesor israelí se fijó en esta planta a principios de los años 60 del siglo pasado, Rafael Meshulam, quien aisló uno de los principales componentes activos de esta planta: el cannabinoide, tetrahidrocannabinol, (THC), y poco después el cannabidiol (CBD).

Descubrió que este compuesto orgánico tiene la increíble habilidad para conectarse con muchas células de nuestro cuerpo; se habla de este cannabinoide como la llave de un candado molecular; de esta manera, conocemos el mecanismo por el que el THC actúa en nuestro organismo, conectándose a los receptores CB1 y CB2, ubicados en la capa exterior de nuestras células. Los cannabinoides actúan como mensajeros químicos.

Meshulam Mishin y su equipo se preguntaban el porqué de la existencia de un receptor específico en nuestro organismo para este tipo de molécula; en los años noventa descubren, por fin, un cannabinoide que nuestro cuerpo segrega de manera natural; lo bautizan como anandamida.

Posteriormente, se descubrió otra molécula similar llamada 2AG; también se descubre que la anandamida, forma parte de un sistema más amplio de comunicación intercelular en nuestro cuerpo, a este sistema, se le conoce como Sistema Endocannabinoide.

Este sistema, está íntimamente relacionado con los procesos autorregulatorios de nuestro cuerpo, como el control de la temperatura, el PH o nuestro nivel de azúcar en sangre. Interviene además de manera vital en numerosos procesos de nuestro organismo como la coordinación motora, neuro protección, control del apetito, entre otros.

El sistema endocannabinoide ayuda a mantener el complejo equilibrio entre las distintas funciones biológicas, proceso que se conoce como homeostasis; el THC y el CBD, son dos de los más de 100 cannabinoides que la planta produce; el descubrimiento de los cannabinoides ha abierto un campo nuevo en la investigación de los procesos que regula nuestro cuerpo.

Sabemos que algunos cannabinoides tienen aplicaciones terapéuticas que los hacen de gran utilidad en el tratamiento de dolor que, administrado en dosis adecuadas, ayudan a controlar la epilepsia y estimulan el apetito para pacientes en tratamiento por cáncer o VIH.

El cannabis ha acompañado al ser humano por miles de años y esconde cosas más allá de su uso recreativo, su papel clave para la comprensión del sistema endocannabinoide, y su especial relación con la química de nuestro cuerpo, lo hacen único y aun queda mucho por investigar.

Primera mexicana en consumir cannabis medicinal de manera legal

La página web https://www.porgrace.org.mx/conoce-a-grace/, describe el caso de una niña de 10 años, Graciela Elizalde Benavides, originaria de Monterrey, Nuevo León.

Grace, la primera mexicana en consumir cannabis medicinal,
es una paciente con LGS y sufre un deterioro cognitivo

Según describe esta página, desde pequeña le diagnosticaron una forma rara y grave de epilepsia infantil que se llama Síndrome de Lennox-Gastaut (LGS). Ella ha llegado a tener hasta 400 convulsiones diarias. Su familia ha explorado todas las opciones de tratamiento, ha visitado varios médicos y probado muchos medicamentos, pero ninguno ha logrado disminuir sus crisis convulsivas.

Los médicos del Hospital Infantil de México le practicaron una colostomía, que consiste en cortar tres cuartos del cuerpo calloso del cerebro, con el objetivo de controlar las crisis generalizadas. Sin embargo, Grace no mejoró, incluso aumentó la intensidad de sus convulsiones.

Sus familiares quieren que Grace viva mejor, por eso buscaron más tratamientos. Encontraron que, en Estados Unidos, Canadá, España, Uruguay y Brasil, muchos niños con esta enfermedad han sido tratados con Cannabidiol (CBD), un aceite derivado de la planta cannabis, que no tiene efectos psicoactivos. En diversos estudios más del 84% de los pacientes han visto mejorías notorias y los efectos negativos han sido nulos, a diferencia de los medicamentos que le han prescrito a Grace hasta el momento.

La evidencia anecdótica en la actualidad es prominente

Muchas familias discuten las mejoras de la calidad de vida de sus hijos gracias al cannabidiol. Si bien estas historias son a la vez esperanzadoras y prometedoras, sabemos que es necesaria más investigación para asegurar esta opción de tratamiento. Es por eso que los padres de Grace piden a las autoridades mexicanas que se permita la investigación médica en el país.

En la página www-porgrace.org.mx, se informa que “en México existen cientos de personas con padecimientos y enfermedades que, al igual que Graciela, ven su derecho a la salud obstruido por la moral de las autoridades de salud. Para cambiar esto, es necesario que esos casos se hagan visibles. Si conoces de otros casos como el de Grace, u otros que han visto su acceso al CBD obstruido dalos a conocer”.

Mayela Benavides Arriola, madre de Grace, es presidenta de la Fundación por Grace, A.C., la cual brinda asesoría y apoyo a familias y personas que requieren el CBD para aliviar padecimientos como epilepsia, cáncer, Alzheimer, trastorno del espectro autista, mal de Parkinson, esclerosis múltiple, esclerosis tuberosa, dolor neuropático y todo tipo de enfermedades que causan dolor.

“Mamá Cultiva” busca legalizar el cultivo de la planta

Samara Betzahi impungnó para la legalización del autocultivo en el Senado

Una fundación sin fines de lucro que tiene por objeto agrupar a madres de niños con epilepsia refractaria, cáncer y otras patologías que no han encontrado una mejoría con la medicina tradicional, es “Mamá Cultiva”, que busca impulsar el uso de cannabis medicinal, atendiendo a los maravillosos resultados que esta terapia ha logrado. En su sitio de Internet, señala que está “vinculada a Fundación Daya en una sinergia colaborativa que intenta entregar apoyo a todas las familias que lo requieran”.
Sus pilares fundamentales son el autocultivo, los cultivos comunitarios y los fitofármacos de bajo costo.

Al respecto, Samara Betzahi, representante estatal de la organización, comentó que ha impulsado la legalización del uso medicinal del cannabis, y resaltó que su distribución clínica es más necesaria que su uso recreativo, porque hay otros niños que están en la misma condición que su hijo y los tratamientos legales no son eficaces, por lo que urge regularizar su uso medicinal.

Su niño, Iker Elian padece el síndrome de Lennox-Gastaut, y debe consumir una medicina a base de un compuesto cannabinoide de la popular marihuana para realizar sus actividades de manera normal, aunque otros la requieren contra dolores de migraña por estrés, tumor cerebral y cáncer, comentó.

Afirmó que autorizar el auto cultivo es necesario para evitar que las familias estén forzadas a conseguirla de manera ilegal y agregó que ha asistido al Senado de la República, donde apoyó la iniciativa de Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, para pedir la legalización de la canabis para uso médico.

Se sigue impulsando la legalización

Mientras que, en países como Estados Unidos, Canadá, Australia, Chile, Colombia, Costa Rica, España, Holanda, India, Israel, Jamaica, Portugal, República Checa, Uruguay, se han cambiado las leyes para facilitar la adquisición de productos derivados de cannabis, México va muy lento, por lo que hoy en día es muy difícil poder consumir los productos, inclusive de manera medicinal.

En entrevista para Enlace Noticias, un activista que busca la despenalización de la marihuana, dijo que llevan muchos años trabajando en ello, por lo que, en su camino para conseguirlo, han apoyado a cientos de personas que requieren la medicina para llevar una vida normal.

Agregó que no es fácil realizar todas estas actividades, por lo que ha recurrido a vender la planta para conseguir recursos para continuar ayudando a las personas y, a pesar de que es cultivada por campesinos mexicanos y distribuida por otros ciudadanos oriundos de México, temen que la industria está creciendo a pasos agigantados, por lo que en unos años cuando ya sea legal, ellos terminarán en la cárcel, mientras que serán extranjeros quienes explotarán la tierra y se quedarán con toda la fortuna.

Hablando sobre el tema, Alfonso Jesús García Pérez, otro activista, indicó que la despenalización de la marihuana para el público en general no está muy cerca de que se haga realidad.

Explicó que ya se realizó la aprobación en comisiones del dictamen para la legalización del cannabis, ya revisaron el proyecto, se presentó en el pleno del Senado de la República para que se apruebe con sus reservas, y después ya corregido en lo particular, se tendrá que presentar en el pleno de la Cámara de Diputados para ser aprobado en su totalidad.