Juan Rubio / Huaquechula, Pue.

El Páramo de los Duendes, es un lugar encantado en Huaquechula, completamente dedicado a una de las leyendas más famosas de esta región, con casitas y decenas de duendes creados a mano.

Este emblemático lugar cuenta con una extensa superficie, se ubica a 30 minutos del pueblo mágico de Atlixco, en la cabecera municipal, cerca de un río.

Las chozas o las casitas de los duendes están elaboradas con adobe, piedras, cemento y palma o paja; a la entrada de cada casita, se encuentra un duende y si se quiere tocar, antes se pide permiso.

Los creadores de este maravilloso lugar: Silvero Reyes Sarmiento y su hermano Hilario, comentan que hay duendes buenos y malos, según las leyendas que se cuentan.

Reyes Sarmiento, quien es cronista de Huaquechula, cuenta que junto con un grupo de jóvenes, construyeron el Páramo que ha generado buenos comentarios de quienes la han visitado.

Se dice que, por las noches, aparecen y desaparecen unos pequeños hombrecitos llamados duendes; y que los ruidos que hacen son continuos.

Sin duda es un recorrido de leyenda que trasladará tu mente a otra realidad, te esperan desde las 11 de la mañana hasta las 9 de la noche, los días viernes, sábados y domingos, en 2 Oriente número 402; una calle en el que predomina la belleza de la flor de cempasúchil, el tenue aroma del incienso y el titilar de cientos de velas.