Erika Martínez / Izúcar de Matamoros, Pue.

Por operaciones simuladas y facturas falsas, el gobernador del estado, Luis Miguel Barbosa Huerta trabaja en una denuncia penal contra el anterior presidente municipal de Izúcar de Matamoros, Manuel Madero González, además de que ya cuenta con una investigación en la Auditoría Superior del Estado (ASE).

En su mensaje en el informe de labores de Benjamín Hernández Lima, actual edil de Izúcar de Matamoros, Miguel Barbosa precisó que está trabajando en una denuncia penal contra el anterior presidente municipal, Manuel Madero González, a quien calificó como un hombre “deshonesto”.

Agregó que el ex alcalde hizo actividades con operaciones simuladas, que utilizó facturas falsas, y dio a conocer que hay una denuncia presentada por la Auditoria Superior del Estado.

“Vamos a trabajar por que no se vale, no se vale que la gente se aproveche y se ría de lo que hizo, pensando que no va a ver consecuencias”, precisó el mandatario estatal, en su intervención virtual en el informe.

Irregularidades en la administración de Manuel Madero

Lo dado a conocer por el gobernador es la punta del iceberg, ya que, en su momento, el entonces presidente municipal, Melitón Lozano Pérez, informó que la anterior administración dejó en ruina y endeudó al municipio, con saldos pendientes de más de 10 millones de pesos en pagos de impuestos federales y estatales, además de adeudos con la Comisión Federal de Electricidad y en Banorte.

Durante el informe sobre el estado financiero y administrativo que guardaba el municipio de Izúcar de Matamoros, Lozano Pérez mencionó que dejaron un saldo pendiente de pago de impuestos federales y estatales por 10 millones, 282 mil 952 pesos, ya que la administración de Manuel Madero González retuvo los impuestos de los trabajadores, pero no realizó el pagó a las instancias hacendarias federales y estatales.

Reveló que la administración de Madero González dejo una adeuda ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por un millón 112 mil pesos; y que se abrieron 17 cuentas bancarias en Banorte, una de ellas con un saldo negativo de un millón de pesos; deuda en fotomultas de más de 300 mil pesos; además de que había obras inconclusas en la cabecera municipal y en las juntas auxiliares y los recursos habían desaparecido.

Además, se detectaron varios casos de nepotismo y conflictos de interés, donde existieron contrataciones de familiares del presidente, regidores; principalmente en el DIF municipal que encabezó, Carmen Lezama Cordero, esposa del presidente municipal, Manuel Madero González.

Una de las irregularidades que detectaron fue la adquisición del terreno para el nuevo panteón, el cual registra las siguientes inconsistencias: inexistencia del avaluó catastral por parte de las autoridades correspondientes, que es el que determina el valor del predio, sin embargo se ajustaron al dictamen de una empresa al parecer “fantasma” de nombre Fibsa y el que lo firma no tiene acreditación como perito evaluador, además de que no existe un estudio de impacto ambiental; el evaluador dijo que valía 16 millones 200 mil y ese fue el que tomaron y pagaron.

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FEnlaceNoticias1%2Fvideos%2F3020293424736755%2F&show_text=0&width=560