** Durante su Tercer Informe de Labores llamó a la unidad en torno a la autonomía universitaria; así como a defender y concretar las grandes transformaciones de la BUAP **

Ante la próxima renovación del Consejo Universitario y de la Rectoría, durante el Tercer Informe de Labores, el Rector Alfonso Esparza Ortiz garantizó una elección libre y refrendó su compromiso de respetar el resultado del proceso, donde enfatizó que los únicos con derecho para decidir sobre el futuro de la Universidad, son las y los universitarios.

Al advertir sobre la polarización que se vive en el país, la cual representa un riesgo para la paz y la democracia, además de profundizar el resentimiento, la frustración y la intolerancia, con expresiones extremas como la discriminación, desigualdad, violencia y anarquía, el Rector Alfonso Esparza Ortiz convocó a los universitarios a ser ejemplo de civilidad y de consenso, de unidad e independencia.

Durante su Tercer Informe de Labores, gestión 2017-2020, desde el Complejo Cultural Universitario y de manera virtual, y que fue seguido por los integrantes del Honorable Consejo Universitario desde sus sedes académicas, Esparza Ortiz lamentó el escenario nacional de antagonismos, oposiciones y grupos, frente a lo cual pidió a los universitarios demostrar madurez y tolerancia.

“Ante la diversidad de ideas y opiniones, hay algo que nos une; ante las descalificaciones, hay algo que nos une; ante la corrupción y los intentos por acabar con la separación de poderes, hay algo que nos une: nos une la autonomía universitaria”, expresó.

En compañía de la secretaria General María del Socorro Guadalupe Grajales y Porras y del secretario Técnico Julio Galindo Quiñones, en lo que fue su penúltimo informe de labores, Esparza Ortiz afirmó que durante su gestión se ha logrado la transformación de la Universidad: “Tenemos avances significativos y hemos alcanzado metas importantes, gracias al esfuerzo, talento, voluntad y unidad de los integrantes de nuestra comunidad”.

Así, en un año marcado por situaciones únicas, el Rector de la BUAP rindió su Tercer Informe de Labores en un formato inédito, que inició con un video estructurado en una entrevista sobre temas nodales de su gestión: calidad académica, estudiantes, investigación e impacto social, y otros más que afectan a nuestra sociedad, como la violencia de género, por citar algunos.     

Acciones durante la pandemia

Frente a la comunidad universitaria, reunida de manera virtual a causa del COVID-19, el Rector Esparza Ortiz señaló que este 2020, el año en que todo cambió, el futuro alcanzó a la humanidad y se hicieron realidad las predicciones que algunos científicos alertaban desde hace tiempo: una pandemia de alcances inimaginables.

Enfatizó que la propagación mundial del coronavirus ha constituido un enorme desafío para las instituciones, por lo que la responsabilidad de la BUAP como universidad pública fue elaborar respuestas eficaces, viables y pertinentes frente a una crisis no sólo sanitaria, sino económica, educativa y social. Por ello, la BUAP orientó sus esfuerzos a preservar la salud de los universitarios, asegurar la continuidad de las actividades académicas y brindar una línea de apoyo a la sociedad.

En un primer paso, dijo, se integró la Comisión Institucional para el Seguimiento y Evaluación de la Pandemia de Coronavirus SARS-CoV-2, con especialistas de los centros de investigación universitarios y de la Facultad de Medicina, quienes elaboraron una guía con recomendaciones para prevenir los contagios.

Otras acciones frente a la crisis sanitaria fueron la fabricación de mascarillas protectoras por parte de personal de la DITCO para entregarlas al personal del Hospital Universitario y la campaña “BUAP, apoyando el bienestar social”, en beneficio de familias afectadas económicamente, con jornadas de alfabetización y reforestación, comedores comunitarios y cursos de buenas prácticas constructivas, en la que participaron el Centro Universitario de Participación Social, el Centro Universitario de Prevención de Desastres Regionales y la Fundación BUAP.

Para dar continuidad a las actividades académicas, la BUAP otorgó diversos apoyos económicos a la comunidad universitaria: un bono de 5 mil pesos a más de 6 mil docentes, destinado a la mejora de equipo tecnológico y conectividad para fortalecer sus tareas docentes; además, un bono del 25 por ciento del salario base a más de 400 integrantes del personal médico y de servicios que labora en el HUP y a los integrantes del Centro de Detección Biomolecular.

También, 274 becas de 11 mil pesos para apoyar a estudiantes que perdieron a su padre, madre o tutor legal por COVID-19; se condonó el pago de reinscripción del periodo Otoño 2020; y se dieron en préstamo equipos de cómputo en 21 diferentes sedes de la institución, así como paquetes de datos a los estudiantes que lo solicitaron.

“Se otorgaron estímulos económicos a mil 64 docentes de todas las categorías y de los tres niveles educativos que desarrollaron contenidos digitales. Se habilitaron servicios en línea para la liberación del servicio social, bibliotecas y exámenes de titulación e incrementamos la matrícula en 82.5 por ciento en media superior al implementar el modelo de Rechazo Cero. Otra de las acciones innovadoras fue el establecimiento de un curso preuniversitario virtual gratuito para los 73 mil aspirantes a nivel superior”, puntualizó.

Para dar seguimiento a aquellos universitarios que dan positivo en las pruebas COVID, los investigadores de la BUAP implementaron una técnica de PCR múltiple, en la cual al mismo tiempo se pueda detectar al virus de la influenza tipo A y tipo B y el coronavirus SARS-CoV-2.

Vida académica en movimiento

El Sistema de Transporte Universitario, que favorece la movilidad de los estudiantes, incrementó en 10 por ciento su parque vehicular y duplicó los recorridos, por lo que hoy operan 55 autobuses y 18 rutas. Igualmente, al interior de Ciudad Universitaria, el sistema Lobobús presentó mejoras con la colocación de 68 asientos preferentes en sus unidades y se adquirieron mil 400 nuevas bicicletas para ampliar los préstamos de Lobobici.

Tras referir que la Institución apoya a sus estudiantes con 11 diferentes tipos de becas, Alfonso Esparza Ortiz aseguró que la BUAP es una de las universidades del país más grandes e importantes del país, con una oferta académica sólida, pertinente y de calidad.

En cuanto a su planta académica, puntualizó que la fortaleza de la Institución radica en esta, hoy integrada por 2 mil 271 profesores de tiempo completo en el nivel superior, de los cuales 2 mil 76 son reconocidos por el sistema PRODEP. Asimismo, con un total de 241 cuerpos académicos, se mantiene como la universidad con mayor número de Cuerpos Académicos Consolidados. Por otra parte, la presencia de la BUAP en el Sistema Nacional de Investigadores sigue en aumento: en el último año creció a 693 investigadores adscritos a este programa.

Como resultado del trabajo de sus académicos, la Máxima Casa de Estudios en Puebla se mantiene entre las universidades mexicanas con mayor número de solicitudes de registro de patentes ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, y ocupa la primera posición entre las estatales, públicas y privadas, con 280 solicitudes y 85 patentes otorgadas.

Una acción más a destacar es el incremento del acervo bibliográfico a más de 460 mil títulos; el sistema de bibliotecas cuenta con 747 mil volúmenes y más de 200 mil libros en formato digital.

Por otra parte, debido al impacto social, el Programa Universitario para Adultos 50 y Más, creado en 2016, se transformó en Universidad para Adultos. Esta propuesta ha madurado, al grado de atender a más de 2 mil estudiantes por año.

Esparza Ortiz celebró que este año la BUAP fue una de las instituciones con más solicitudes de alumnos para participar en el Vigésimo Quinto Verano de la Investigación Científica y Tecnológica del Pacífico 2020.

Además, que se ubicó en los primeros lugares entre las universidades del país y de América Latina, de acuerdo con los principales rankings: octavo lugar en el de Universidades 2019 de la Revista América Economía; la posición 89 conforme al QS Latin America University Rankings 2020; séptimo en The World University Rankings; séptimo entre las instituciones del país y 43 de América Latina, en el Rankings 2020 de Universidades de Webometrics; sexto lugar según el periódico El Universal; así también, el sexto en el Latin America University Rankings 2020 de Times Higher Education.

El Rector Esparza recordó que este año el examen de admisión a realizarse en diciembre y de forma gratuita, será una prueba de diagnóstico de habilidades y destrezas, el cual fue elaborado por académicos de la Institución. Se aplicará de forma presencial digital y el puntaje se obtendrá de manera inmediata al concluir el examen. Con ello, este proceso será más transparente que nunca.

Seguridad y género

Talleres, cursos y protocolos son una constante en la Universidad, a fin de mantener una actualización en el tema de perspectiva de género, agregó el Rector Esparza, quien informó que la BUAP como parte de estas acciones, se sumó las campañas nacionales “Juntos por la paz” y “Hombres en sana convivencia”.

Reiteró así su compromiso para lograr que la BUAP sea un espacio libre de violencia, donde se reconozcan y valoren las capacidades de mujeres y hombres que participen en la edificación de una sociedad en la que la equidad de oportunidades, el respeto a la vida y la erradicación de toda forma de discriminación, sean una realidad.

Gestión y gobierno

Otra de las prioridades en su gestión, remarcó, es brindar certeza laboral al personal académico y administrativo, por eso se estableció un programa de entrega de definitividades, sin condicionamientos políticos y a través de procesos transparentes, en el cual se han otorgado más de 2 mil nombramientos.

En cuanto a los servicios en el HUP, señaló que los esfuerzos no han cesado y en el último año se amplió el área de Urgencias con 34 nuevas camas para la atención de niños y adultos, así como pacientes de Ginecología y Obstetricia. Este nosocomio logró la categoría A, como Hospital de Alta Complejidad, una de las más altas del Programa de Hospital Seguro.

En infraestructura, citó la ejecución de 25 obras en los campus urbanos, en los complejos y preparatorias regionales, lo que se traduce en la construcción de más de 48 mil metros cuadrados. Durante su rectorado se han construido 126 edificios que representan más de 301 mil metros cuadrados.

Con relación al manejo de los recursos, subrayó que la Universidad es revisada de manera permanente por instancias estatales y federales, además de que todas las auditorías han sido solventadas y no se registran observaciones pendientes. “Somos la primera universidad en México en obtener la certificación denominada Anti Soborno, por la gestión de auditorías integrales para verificar el uso de los recursos universitarios”, refirió.

La BUAP, expuso, mantiene una estabilidad financiera que le permite hacer frente a sus compromisos con los trabajadores activos y jubilados. Asimismo, pese a la crisis económica por la contingencia sanitaria, se han mantenido las plazas de trabajo, y como resultado del buen manejo de los recursos la Institución mantiene cero deudas con instituciones financieras.

“Como resultado de las acciones contundentes en materia laboral, como la creación del Capítulo 16 en el contrato colectivo de trabajo, logramos eliminar la amenaza constante de quiebra y en agosto rebasamos los 3 mil millones de pesos en el fondo de pensiones”, añadió.

Cultura, vinculación y responsabilidad social

A través de la firma de un convenio, la BUAP se convirtió en la primera institución de educación superior en compartir contenidos audiovisuales y radiofónicos con el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, para su difusión en canales electrónicos y plataformas digitales, indicó.

Durante la edición 33 de la Feria Nacional del Libro 2020 se llevaron a cabo diversas actividades como presentaciones de libros, conferencias, cortometrajes, cuentacuentos y eventos artísticos, que fueron transmitidos en vivo a través de Radio BUAP y las redes sociales institucionales, alcanzando más de 65 mil 64 reproducciones.

A pesar de la distancia, se continuaron las actividades que fomentan la integración y  formación de los estudiantes, como el tradicional Lobotorneo, en esta ocasión en línea, dirigido además a docentes y trabajadores administrativos en las disciplinas de ajedrez, canto, cosplay, cómic, oratoria y debate, ensayo y relato.

Asimismo, la Universidad realizó un convenio con la Coordinación de la Memoria Histórica y Cultural de México para compartir colecciones digitales del acervo de la Biblioteca Histórica “José María Lafragua”, a través del repositorio de acceso abierto Memórica, para poner a disposición del público archivos relacionados con la historia y las expresiones culturales del país, al sumar colecciones bibliográficas digitales en un sólo portal para beneficio de todos los mexicanos.

El Rector Alfonso Esparza destacó que el Centro Universitario de Participación Social (CUPS) ganó el Premio UNESCO-Confucio de Alfabetización, por su programa “Aprender enseñando”. Dicho galardón se entregó a cinco personas y organizaciones, de un total de 676 candidaturas de cinco regiones del mundo que promueven la alfabetización.

En cuanto a sustentabilidad ambiental, de acuerdo con el UI GreenMetric World University Ranking 2019, la BUAP logró el mejor puntaje en manejo de residuos. Asimismo, la Universidad recibió la certificación WORLDCOB-CSR: 2011.3 alineada a la norma ISO 26000 en materia de responsabilidad social y el Distintivo Waste Responsible Management Institution.

2021, año de renovación

Al cierre de su Tercer Informe de Labores, el Rector Alfonso Esparza Ortiz insistió en que los universitarios sean ejemplo de madurez y tolerancia, pero también de unidad: “Demostremos que en la pluralidad de ideas se imponen los consensos; demostremos que hemos aprendido de la historia; demostremos que nos mantendremos unidos ante cualquier intento de intromisión y embate. Demostremos que jamás nos someteremos a los grupos que han sido desterrados y han anhelado por años el control de la Universidad”. 

A partir de este momento, dijo, comienza mi último año de gestión y un proceso de renovación que iniciará en febrero próximo con la elección del Consejo Universitario y culminará en septiembre con la de rector.

Tras agradecer el apoyo y la confianza de los universitarios, los llamó a redoblar esfuerzos para que el último año de su gestión sea la concreción de los logros que se han alcanzado.

Así, al refrendar su compromiso para defender este legado que autoridades y comunidad han construido, hizo pública su voluntad de respetar una elección libre y su resultado:

“Sólo pido que salvaguarden los esfuerzos que hemos realizado y que nos han llevado a ser un referente nacional e internacional en materia de seguridad institucional, buen manejo de recursos, procesos académicos e investigación. Los esfuerzos que nos han posicionado como una de las mejores universidades de América Latina y nos han permitido una mayor visibilidad internacional. Los esfuerzos que nos han posicionado como uno de los entes públicos más transparentes y con mayor eficacia en sus resultados. Los esfuerzos que nos han permitido estar aquí: de pie, con la cara en alto, para defender a nuestra Institución”.