** En Puebla se entregaron 105; de éstas, 51 son de la región sur del estado **

Elizabeth Soriano – Fotos: Noemí Bautista  / Mixteca poblana.

Volver a casa en cenizas dentro de una urna, no era opción; el sueño era regresar y abrazar a la familia que un día los vio partir; sin embargo, no pudo ser así.

Un grupo de 105 migrantes poblanos, 51 de la región sur del estado, regresaron a la tierra que los vio nacer, luego de ser víctimas de la pandemia del Covid-19, un virus que ha cobrado la vida de más de 32 mil personas en Nueva York, 15 mil 582 en Nueva Jersey y 4 mil 372 en Connecticut, la zona triestatal de los Estados Unidos, donde fallecieron los poblanos que fueron repatriados.

Desde el pasado 13 de julio, la titular del Instituto Poblano de Asistencia al Migrante (IPAM), Ixelt Romero Morales, junto a su equipo, han ido entregando en 45 municipios del estado los restos de los migrantes poblanos, los cuales ya han llegado a su última morada donde descansaran en paz.

Tras 22 años lejos, hoy descansa a lado de su mamá

Daniel Chávez Ríos emigró a los Estados Unidos cuando tenía tan solo 17 años, dejó la comunidad de Tepapayeca, porque tenía la meta de una vida mejor.

Como muchos migrantes, día a día trabajaba arduamente como cocinero en un restaurante para sacar adelante a su familia; sin embargo, nunca se imaginó que en ese país encontraría la muerte, el país que le ofreció la oportunidad de trabajar por 22 años, donde encontró a su familia y donde un virus llegó y le arrebató la vida.

Su hermana, Adriana Mercedes Chávez Ríos, lo recuerda con mucha nostalgia, aunque aún era pequeña cuando su hermano emigró, nunca olvido que era una persona llena de inquietudes y muchas metas.

Doña Adriana señaló que su hermano nunca se imaginó contraer el virus, cuando comenzó presentar los síntomas, a principios de marzo, no quiso atenderse, pese a que sufría diabetes, él se negó a pedir ayuda médica, por lo que a finales del mes tuvo que ser hospitalizado.

Dos días después, su hermana recibió una llamada de su cuñada, donde le decía que había fallecido, había perdido la batalla contra el Covid-19.

Sus hijos tomaron la decisión de mandar las cenizas de su papá al lugar que lo vio nacer, para que permaneciera a lado de la persona que le dio la vida, su mamá, quien falleció hace un año.

“Para todos fue muy difícil, sus hijos están destrozados, su hija la más pequeña ni siquiera sabe que su papá murió, tiene 5 años y no entendería la situación; para nosotros sus hermanos también es difícil, apenas hace un año que perdimos a mi mamá y ahora mi hermano”, dijo.

Durante la entrega, la otra hermana de Daniel, expresó su sentir al recibir los restos de su hermano. “Él se fue hace muchos años y ahora regresó, aunque en cenizas, pero llegó a su casa; por lo menos tendremos un lugar donde visitarlo y platicar con él, muy cerquita de mamá”, dijo, con gran tristeza y con lágrimas en los ojos.

Del mismo modo, la titular del IPAM entregó una urna más en la comunidad de Tepapayeca a la familia Flores Romero, quienes recibieron con tristeza a su familiar después de tantos años, para llevarlo a un lugar donde descansará en paz.

Axel regresó a los brazos de su mamá

Axel, como muchos jóvenes, se fue a los Estados Unidos a los 22 años; su mamá, Ana María Jiménez, con mucho orgullo expresó cómo su hijo trabajaba día a día para ayudarla a salir adelante.

Sin embargo, 13 años después enfrentó una batalla que desafortunadamente perdió, pues durante dos meses luchó por su vida contra el virus del Covid-19.

“Mi hijo presentó síntomas a finales de febrero, fue al doctor y se aisló; pero semanas después ya no podía respirar, se fue al hospital y lo entubaron, así estuvo durante un mes hasta que finalmente falleció”, expresó, doña Ana María entre lágrimas.

Para la mamá y los hermanos de Axel fue muy difícil su partida, pues era una persona que procuraba mucho a su familia, sobre todo a su sobrina, quien con mucho cariño escribió una carta para su abuelita, mostrándole que ahora tenía un ángel en el cielo que los cuidaba.

“Mi familia ya no estará completa, se fue mi niño, pero me quedó con el consuelo de que ya está aquí conmigo; mi nieta lo seguía mucho, y me envió una carta desde allá, dice que él nos cuidará desde el cielo”, expresó al tener la urna de su hijo en su casa, ubicada en la junta auxiliar de Atencingo, perteneciente al municipio de Chietla.

Ayuntamiento de Chietla ofrece asesoría a familias de migrantes

Angélica Saavedra Quiroz, directora general de Atención al Migrante en el municipio de Chietla invitó a las personas que han sufrido la pérdida de algún familiar en Estados Unidos por el Covid-19, para que se acerquen a las oficinas ubicadas en el auditorio municipal y se les brinde asesoría en la repatriación de cenizas.

Informó que son el enlace directo con el IPAM, por lo que se apoyará a las familias para los trámites y el traslado de los restos.

Titular del IPAM hizo la entrega de urnas en la Mixteca

Con respeto y empatía, la titular del Instituto Poblano de Asistencia al Migrante, Ixelt Romero Morales, junto a su equipo de trabajo, realizó la entrega de las urnas con los restos de los migrantes fallecidos en los municipios de la región Mixteca.

En entrevista, la titular señaló que cada entrega significa el dolor y la tristeza de una familia, pero también son sentimientos que representan el tener de regreso a la persona que hace 15, 20 años se había ido, y que ahora descansará en la tierra que los vio nacer.

En cuanto a la situación de la Mixteca en el tema de migración, destacó que ha cambiado drásticamente en los últimos años, pues anteriormente solo emigraban del sur del estado, sin embargo, ahora también emigran desde la capital poblana, pues han repatriado 7 urnas, lo que indica que la situación migratoria en el estado está cambiando.

La patria recibió con los brazos abiertos a sus migrantes

Romero Morales, contó una historia a todas las familias que recibieron a sus migrantes, una experiencia que vivió mientras esperaban la llegada de las urnas en la Ciudad de México; observó que, entre el cielo oscurecido por las nubes, de repente se abrieron paso en un área muy limitada, donde se alcanzaba a ver los rayos del sol, al fondo una luz dorada atravesaba el horizonte y después se pudo ver el avión que traía las urnas de los migrantes fallecidos en EU.

“Fue un momento tan mágico y especial, sentí como si la patria recibiera a nuestros migrantes poblanos con los brazos abiertos”, señaló.

Más de cincuenta urnas, entregadas en la región

Las 105 urnas con los restos de los migrantes correspondían a 45 municipios del estado, de los cuales 27 son del sur de Puebla, es decir, del Valle de Atlixco y la región Mixteca, los cuales suman 51 urnas.

Las cenizas de los migrantes fueron entregadas a sus familiares por personal del Instituto cuya titular enlistó, en la ceremonia luctuosa, las localidades a las que fueron entregadas las urnas, a partir del día lunes y hasta el viernes, entre las cuales se encuentran, del Valle de Atlixco: Acteopan 1, Ahuatlán 2, Atlixco 13, Atzizihuacán 2, Chietla 1, Huaquechula 1, Izúcar de Matamoros 4, San Diego La Mesa 1, Teopantlán 1, Tepemaxalco 1, Tepeojuma 1, Tepexco 1, Tilapa 1, Tlapanalá 1 y Tochimilco 1.

A la región Mixteca se trasladaron a los municipios de: Acatlán, quienes aguardaban por 2 urnas, Ahuehuetitla 3, Axutla 1, Chiautla de Tapia 1, Ixcamilpa de Guerrero 2, Ixcaquixtla 1, Piaxtla 2, San Pablo Anicano 2, Huehuetlán el Grande 2, Tehuitzingo 2 y Tulcingo de Valle 2.

La titular del IPAM informó que habrá varias etapas para la repatriación de cenizas de los migrantes fallecidos por Covid en Estados Unidos, la segunda de éstas se realizará en el consulado de México en Los Ángeles, por lo que hace la invitación a los migrantes en general a que se acerquen al Instituto para asesorarse cómo pueden realizar la solicitud, de manera que, recabadas varias solicitudes, se pueda gestionar la entrega.

Migrantes fallecidos en EU ascienden a 420

Ricardo Andrade, presidente de la Fundación Pies Secos, informó que la cifra de poblanos fallecidos por Covid-19 en Estados Unidos ascendió a 420, pues aclaró que, el registro del Gobierno del Estado de 401 fallecidos, corresponde a poblanos que residían en la zona de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut; sin embargo, en los últimos días se ha producido un repunte de contagios y fallecimientos en California.

Al mismo tiempo, el líder migrante confirmó que de los 16 poblanos que se encontraban desaparecidos en medio de la pandemia, 10 fueron localizados en distintos hospitales en Estados Unidos, todos ellos se encontraban convalecientes en los nosocomios, por lo cual se dificultaba la comunicación con sus familiares.

Sin embargo, también dio a conocer que 6 personas siguen desaparecidas, por lo que investigan si podrían encontrarse entre los restos de la fosa común de la isla de Hart.