Redacción / Nacional 

“Descanse en paz los mexicanos que cayeron en el cumplimiento de su deber”, expreso Jorge Islas López, cónsul general de México en Nueva York, tras la repatriación de las cenizas de 245 connacionales victimas del Covid-19 en Estados Unidos.

A la llegada de los retos, se realizó una ceremonia luctuosa en el hangar Sexto Grupo Aéreo en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde el diplomático señalo que, aunque es un día triste para muchas familias, también es un día que les dará paz y consuelo a muchos, porque sus familiares podrán llegar a su patria, al lugar que los vio nacer, para que puedan descansar en paz.

En punto de las 20:37 horas, un avión de la Fuerza Aérea Mexicana aterrizó junto con las urnas con las cenizas, las cuales fueron recibidas por personal de la Secretaria de Relaciones Exteriores, elementos castrenses y representantes de los gobiernos delos estados a lo que pertenecían los fallecidos, entre ellos el estado de Puebla, quien esperaba 105 urnas.

También se encontraban representantes de los estados de Tlaxcala, quienes aguardaban por 18 urnas, estado de México 31, Oaxaca 17, Veracruz 6 urnas, entre otros.

Para la ceremonia en el aeropuerto, se colocaron simbólicamente 5 urnas sobre una meas flanqueada por coronas de flores para realizarles una guardia de honor.

El cónsul lamento que la mayoría de los connacionales hayan fallecido solos y aislados, pero reconoció su compromiso y responsabilidad en el cumplimiento con su deber y su trabajo para sostener a sus familias en Estados Unidos y en México.