** A la región regresarían en Atlixco, Huaquechula, Tepeojuma, Piaxtla, Izúcar de Matamoros, Chietla, Chinantla, Ahuehuetitla y Tulcingo de Valle **

Redacción / Puebla, Pue. 

Las urnas con cenizas de 475 migrantes poblanos, fallecidos por coronavirus en Nueva York y Nueva Jersey, Estados Unidos serán repatriados en un solo vuelo, informó Ricardo Andrade Cerezo, presidente de la Fundación “Pies Secos”.

El pasado domingo comenzaron a abrir los consulados para tramitar pasaportes urgentes y matrículas consulares, además de que se está a la espera de que el gobierno de Nueva York comience las repatriaciones de poblanos que perdieron la batalla contra el virus del Covid-19.

Mencionó que muchos paisanos trabajan por día o por semana, la mayoría de ellos tuvieron que salir por necesidad para ayudar a sus familiares, y durante sus salidas se contagiaron y al mismo tiempo contagiaron a los que vivían en su casa, muchos de ellos al agravarse los síntomas no lograron llegar a los hospitales y fallecieron en sus domicilios; tal es el caso de una familia en Bronx, donde murió el papá y la mamá en su domicilio, en la vivienda también se encontraban sus hijos, quienes ya están con sus tíos y con sus abuelos.

La tendencia por género es igual a la registrada en el estado, la mayoría de los fallecidos poblanos en Nueva York son hombres, pues de los 475 fallecimientos registrados, 375 son hombres y 100 mujeres, la mayoría tenía entre 45 y 65 años de edad, y solo un 20% tenía entre 20 a 35 años.

Agregó que la mayoría de los migrantes fallecidos que llegaran nuevamente al lugar que los vio nacer son: Atlixco, San Andrés Cholula, San Pedro Cholula, Tepeojuma, Huaquechula, Piaxtla, Izúcar de Matamoros, Chietla, Chinantla y Tulcingo de Valle.

Señaló que las repatriaciones tienen un costo de mil 200 a mil 500 dólares (entre 26 mil y 33 mil pesos), pero se está solicitando al Senado no cobrar ni un peso por la traducción, se está por lograr que sea en un solo vuelo la repatriación de las cenizas de los 475 poblanos, y que durante el vuelo estén acompañados por un familiar y en México sean recibidos como héroes, ya que, aunque es una situación triste, merecen el reconocimiento por su perseverancia en la búsqueda de una vida mejor.

La Fundación Pies Secos busca que el gobierno federal cubra el costo de cada repatriación porque las familias no cuentan con el dinero para cubrir ese gasto, además de que los municipios sufren las consecuencias de las caídas en las remesas, esto porque la mayoría de los migrantes en medio de la crisis económica provocada por el coronavirus, solo logran trabajar uno o dos días, por lo cual no les alcanza para enviar dinero a sus familias en Puebla, solo les ayuda para mantenerse ellos.

Por otro lado, mencionó que con el gobierno del Estado de Puebla se gestiona para que cubra el gasto del traslado de donde llegue el avión en el aeropuerto de México, hasta los municipios de donde son originarios.