Hipólito Contreras / Puebla, Pue.

Por el trabajo que ha  hecho el ex alcalde  Eduardo  Rivera  la gente  no lo ve mal como un posible gobernador; para quitar  boliches de la pista se ha emprendido esta situación penosa al acusarlo de desviación de recursos, pero no creo que esta acción vaya a  trascender, afirmó Hilario Gallegos  Gómez, militante del Partido  Acción Nacional.

Dijo que el solo hecho de haber aceptado a Eduardo Rivera como coordinado de campaña de Josefina  Vázquez Mota  en el Estado de  México, es muy significativo porque ahí si se habla de  panismo puro, a Josefina la apoya Felipe Calderón, Margarita Zavala, Ricardo Anaya, muchos liderazgos que están perfectamente identificados con el PAN.

Opinó que este es un mensaje muy claro para el ex gobernador de Puebla porque ahí se habla de panismo puro, además  porque apoyando a Josefina, un elemento de particular interés “saldremos todos fortalecidos con la situación de excluir al  ex gobernador”.

Este, dijo, es el primer  round, el primer trancazo que se le pone, se está quedando al margen del panismo que está reconciliándose a nivel nacional, ha  costado mucho trabajo en Puebla, hoy muchos panistas se van a ir incorporando a esta lucha porque ya estamos en iguales circunstancias, no podían opinar, la gente  que hablaba mal  y se oponía, era llevado a la cárcel.

Por ejemplo, indicó, los que se opusieron a que se retirara el registro civil a las juntas auxiliares fueron encarcelados, delitos creados de un día para otro, cuando para una inspección ocular se tardan hasta medio año.

Este proceso  ya no lo para nadie, comentó, “ya  hay mucha gente que nos ha empezado a buscar, nadie se quería meter, si alguien levantaba la mano perdía todo; por ejemplo, los transportistas perdían concesiones, había amenazas, despido a familiares, estas cosas inhibieron la participación política, ahora ya estamos iguales, el ex gobernador ya no tiene fuero, ahora ya nos podemos poner los guantes”.