Hay inquietud política en Puebla #SemanaPolítica #GabrielSánchez

El nuevo gobernador del Estado, ya debió darse cuenta que hay inquietud política en la entidad, derivada del descontento de importantes sectores de la sociedad, por el trato inadecuado que recibieron de la anterior administración.

Desde luego que la obra pública deberá continuar, de acuerdo al proyecto presentado por Antonio Gali, consensado con autoridades municipales, organizaciones empresariales, obreras y campesinas y de la sociedad civil, pero al mismo tiempo deberá arreglar los problemas políticos y sociales que se generaron bien por desatención, o por atención inadecuada de los funcionarios del anterior gobierno.

Hay cosas que no podrán soslayarse, que deberán enfrentarse cuanto antes, para darles solución en el corto plazo: el asunto de los llamados “presos políticos”, es uno de ellos; el descontento y la protesta de varios ayuntamientos, parece que ya son seis, por la ley del agua, que tiende a la privatización del servicio y a la que se oponen importantes grupos ciudadanos, incluso en la capital del estado, donde ya maneja el servicio una empresa particular.

Los problemas de inseguridad que en estos días se han incrementado, al parecer a propósito, como para probar a las nuevas autoridades estatales; deberá implementarse una estrategia adecuada para combatir el robo de combustible, en los ductos de Pemex, que ha crecido tanto, que ha colocado a la entidad en el primer lugar, en este tema, en la República.

El robo de combustible se está convirtiendo en Puebla, en un problema como el que en otras entidades, representa el tráfico de drogas y el crimen organizado. Poblaciones de la región centro y nororiente del estado, son las que han empezado a sufrir este flagelo.

Hay confianza en el nuevo gobernante, pues como hemos comentado aquí, tiene la ventaja de su carisma, de ser un poblano hecho en Puebla, en todo el sentido de la palabra y de contar con un gabinete conformado en su mayor parte por poblanos.

Pero eso no es todo: el señor Gali, deberá demostrar en los hechos, que el gobierno de la entidad puesto en sus manos, lo ejerce él y nadie más que él.

Se escuchan críticas por la inclusión de varios funcionarios del anterior gobierno y por políticos que han demostrado en su desempeño en otros puestos, un talante poco comprensivo con la población, que no tienen oficio político a pesar su los años que tienen en el servicio público y de su carencia de sensibilidad. Desde luego que el señor Gali tendrá que valorar el trabajo de cada uno de sus colaboradores, para determinar quien le sirve y quien no le sirve.

Tiene poco tiempo para demostrar que él y nadie más que él, gobernará a la entidad en los próximos dos años. La confianza de ciudadanos en general, es que sabrá actuar correctamente en el desempeño de su encargo, teniendo en cuenta el axioma que reza que “el poder, es el poder y no se comparte con nadie”.

Será un gobernador de dos años, que tiene la oportunidad de cambiar las cosas en la entidad, política y socialmente hablando. El tiempo es corto, pero puede hacerlo. Y no sólo eso, sino además realizar una obra pública, como ya lo ha dicho, que otros han llevado a cabo en un periodo normal de seis años.

Es gobernador constitucional y no interino o sustituto, por lo que no podrá aspirar en el futuro a repetir en el cargo, como si pueden hacerlo gobernadores designados por el Congreso local para terminar un periodo no concluido por el mandatario constitucional. 

Es el primer poblano de origen libanés que llega a este cargo y tiene pues obligación de hacer un buen trabajo que enorgullezca a los poblanos con ese mismo origen.

Un presidente municipal muy recordado por los poblanos, no sólo por su obra, sino por el trato políticamente correcto que dispensó a todos, el profesor Jorge Murad Macluf, es un antecedente que honra a la comunidad libanesa de Puebla. Y el profesor Murad (según sabemos de buena fuente) no nació en Puebla, sino en Líbano, de donde llegó con sus padres a la edad de dos años y fue registrado en Tehuacán.

En Ciudad Serdán, donde se asentó su familia, empezó a trabajar como maestro. Fue uno de los catedráticos más recordados por alumnos de secundaria y preparatoria del Centro Escolar Francisco I. Madero, director de la secundaria, luego director general del centro escolar Guadalupe Victoria de Chignanuapan, diputado local, diputado federal y presidente municipal de la capital del Estado.

Roberto Bravo, líder de migrantes poblanos asentados en California, afirmó en entrevista de prensa aquí, que la comunidad mexicana de California, se está organizando para enfrentar las amenazas de Donald Trump. Es una comunidad que se ha unido y ha pedido la unidad de todos los mexicanos radicados en los Estados Unidos, para hacer un frente común para defenderse de cualquier arbitrariedad que se pretenda cometer con ellos.

Afirmó que los mexicanos, contrario a lo que dice Trump, tienen buena imagen en los estados donde radican y cuentan en muchos estados con el apoyo de autoridades locales y de vecinos de otras procedencias.

Se está recomendando a los indocumentados poblanos, que se abstengan de salir de sus casas si no es necesario, que se abstengan de tomar bebidas embriagantes para que no sean incriminados, que tengan un comportamiento ejemplar, es decir, no dar ningún motivo para que  haya pretexto para deportarlos.

Tienen confianza en que superarán la prueba y que el gobierno mexicano, los apoyará en todo momento.

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

ICATEP
San Carlos
Melitón Lozano

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver