La desconfianza hacia políticos y partidos, aumenta #GabrielSánchez

Los últimos acontecimientos en Puebla, hacen que el ciudadano común cada día crea menos en los políticos y en sus partidos. Hace solo unos meses cuando todavía gobernaba a la entidad Rafael Moreno Valle, el ex presidente municipal panista, Eduardo Rivera, era calificado como el enemigo público número uno.

Pese a ser correligionarios, los diputados locales sancionaron a “Lalo” Rivera, con varios años fuera de cualquier cargo público y estaba por aplicársele una multa millonaria.       

De nada valieron las protestas de la ex primera dama del país, Margarita Zavala, ni el apoyo que al ex alcalde le brindó la ex candidata presidencial del PAN, doña Josefina Vázquez Mota, ni las airadas declaraciones antimorenovallistas de la guerrera ex panista Ana Teresa Aranda Orozco.        

El señor Rivera le había robado al pueblo y ese pecado pasó de ser “mortal” a “sacrílego”, la máxima categoría en la escala divina.         

Pero estamos en una época electoral muy complicada y el Partido Acción Nacional a nivel local y a nivel nacional, está muy dividido. Hay necesidad de buscar la unidad a toda costa o de lo contrario,  con toda la honestidad que dicen que los caracteriza, con toda la eficiencia que dicen tener los gobiernos emanados de sus filas, se arriesgaban a una dolorosa derrota.

Había necesidad de cerrar heridas, de dar muestras de fortaleza y de unidad entre los dos grupos o tribus panistas que se disputan el poder interno y externo y para eso había que llamar a “Lalo” al diálogo.          

Pero cómo iba a dialogar un ex alcalde defenestrado por su propio partido y todo por intereses políticos del grupo que lo ha venido persiguiendo dentro y fuera del PAN.          

Entonces surgió la idea del perdón. Los panistas que controlan a su partido en Puebla se muestran dispuestos a olvidar los agravios cometidos contra el pueblo, los malos manejos millonarios del erario público, en fin, están dispuestos a perdonar todos los pecados que le estuvieron atribuyendo durante meses al ahora ex presidente municipal y según informes del grupo en el poder panista, ya se percibe una respuesta positiva de parte de “Lalo”, es decir, en vez de gruñidos, empiezan a percibirse sonrisas entre los dos grupos en pugna.          

En este país ha reinado siempre la injusticia y sobre todo la impunidad como se está viendo ahora más que nunca, con la ola de criminalidad que asola a todo México.         

No dude usted que “Lalo” sea recibido en breve por los panistas de la nueva ola, con porras y carteles elogiando su actuación al frente del ayuntamiento pasado.

En la otra esquina, en el PRD, parecen estar en batalla campal entre pro aliancistas y contraliancistas con el PAN. Por lo pronto don Carlos Martínez Amador, no ha podido tomar posesión como nuevo dirigente de su partido en la entidad.         

Doña Socorro Quezada Tiempo, ya renunció para no entorpecer las actividades de ese partido, pero el comité nacional, asumió el mando en Puebla, hasta en tanto llegan a un arreglo para aceptar a don Carlos,  que pertenece al grupo de “Los Chuchos”, enemigos del senador ahora del PT-Morena, don Luis Miguel Barbosa.         

Tendrá que haber arreglos y éstos deberán hacerse rápido, el tiempo apremia y los intereses de los grupos también.         

Pronto, aquí también, se verán cosas increíbles a las que ya nos tienen acostumbrados nuestros siempre enojados contra el gobierno y contra el mundo, camaradas izquierdistas.

El PRI recibió la visita de su dirigente nacional, don Enrique Ochoa Reza. Tuvo una reunión con el Consejo Estatal de su partido en un elegante hotel de La Vista; luego otra reunión con dirigentes y aspirantes, en fin, tuvo un día agitado. Mañana le comentaremos sobre todo esto.       

No sabemos si le informaron al dirigente nacional, que su partido en Puebla, todavía no tiene nada decidido sobre 60 municipios para las elecciones próximas. Está igual que Morena, que según nos dicen, también le falta arreglar los asuntos para las elecciones próximas en 60 de los 217 municipios de la entidad.         

El problema al que se enfrentan ya todos los partidos, es el de la designación de sus representantes de casilla. Cada vez son menos los que quieren cumplir esa misión.

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver