la pobreza en Puebla, bajó este año en 460 mil poblanos, que según los informes, superaron la llamada pobreza extrema. Es curioso que este mismo año se hayan dado noticias, provenientes del Inegi, del Coneval, del Banco Nacional de México y otras instituciones, en el sentido de que la ciudad de Puebla, era la que mayor número de pobres tenía, entre las grandes ciudades del país.

También se informó, que el mayor número de trabajadores con los sueldos más bajos del país estaba en Puebla y se colocó al estado en el cuarto lugar de pobreza, solo superado por las tradicionales entidades surianas que han venido ocupando los tres primeros lugares desde siempre: Chiapas, Oaxaca y Guerrero.

Ahora el cuarto lugar, según el último informe, lo ocupa Veracruz y Puebla fue colocado en quinto sitio.

Eso indica, si no hay un error, que han sido eficientes la delegación de la Sedesol, a cargo de don Juan Manuel Vega Rayet y la secretaría del ramo en la entidad, presidida por Gerardo Islas Maldonado.

Si continúan con éxitos como este, seguro que tendrán futuro político. “Lo bueno cuenta, y queremos que siga contando”.

Y los pleitos, los dimes y diretes entre los políticos de todos los partidos, a nivel local y a nivel nacional, continúan y amenazan con intensificarse.

Se imagina usted lo que va a pasar en las elecciones del 2018, en las que por primera vez en la historia de México, se van a elegir nueve gobernadores, los senadores y diputados federales de los 32 estados de la república, congresos locales y ayuntamientos en todo el país.

Están agarrados del chongo aspirantes a presidentes de la república, a gobernadores, a senadores, a diputados federales, a diputados locales y lógicamente, con mayor entusiasmo iniciarán sus guerritas los aspirantes a presidentes municipales de grandes, medianos y pequeños municipios.

La debacle de la clase política mexicana se inició con la incursión del panismo en el año 2000, cuando importó, con operadores españoles, la llamada “guerra sucia” a nuestro país.

Vicente Fox, abanderado del PAN para la Presidencia de la República, rompió con los discursos respetuosos que los candidatos presidenciales pronunciaban en campaña. El señor se fue directo al ataque frontal, al insulto, se iniciaron los rumores contra personajes de la política, sin pruebas; empezaron a circular los chismes en las redes sociales y total, se descompuso el ambiente en la política mexicana.

Ya iniciado, el deterioro de los partidos y de sus políticos más destacados, no ha parado hasta llegar a los tiempos actuales en los que han caído en lo que podrían llamarse pleitos de comadres, con perdón de las comadres.

Para la mayor parte de los ciudadanos, con partido y sin partido, con los que hemos platicado en estos días, los hechos han causado decepción y coraje, pero también hay quienes toman las cosas por el lado chusco.

Hubo un panista, parece que fue Ricardo Anaya, el dirigente de Acción Nacional, que dijo que el PAN está más unido que nunca y eso ha causado hilaridad en todos los que se enteraron de su declaración.

Las declaraciones de Monreal, de Morena, pidiendo que se repita la encuesta en la que él resultó perdedor para candidato de ese partido a la jefatura de gobierno de la ciudad de México, le han valido el calificativo de ingenuo, cosa que dijo ante la prensa que no es y uno de nuestros entrevistados dijo: “Cómo no  va a ser, si cree en la democracia interna de los partidos políticos”.

Los pleitos y acusaciones van a continuar en los próximos días, pero ninguna de las personas con las que platicamos, considera que estos pleitos vayan a tener alguna intervención judicial. Sus respuestas pueden sintetizarse en una: “México es el país con mayor impunidad del planeta y eso se debe a una clase política corrupta e irresponsable. Usted cree que se van a castigar a ellos mismos. Sería ingenuo pensarlo”.

Sí pero las cosas cada día se ponen peor y la ciudadanía, se nota en las manifestaciones, en los plantones, en los cierres de carreteras, en las agresiones a instalaciones oficiales, en las rebeliones callejeras, está harta de la situación que se vive en el país, está irritada y si no se toman las medidas políticas, económicas y sociales necesarias, esto puede reventar. Ojalá y no.

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Volver