Imprimir esta página

La politiquería, con miras al 2018, ya empezó

La politiquería de los oportunistas que pretenden crearse un nombre para figurar en las listas de candidatos del 2018, ya empezó. El dirigente del sindicato de los empleados de Conagua, inició hace días un movimiento en contra del titular de la delegación en Puebla, doctor Germán Sierra Sánchez, con el cuento de que eran mal tratados los empleados.

El personal que al llegar a hacerse cargo de la delegación Sierra Sánchez, había sido contratado en la era panista, durante las presidencias de Fox y Calderón. Un personal sin el perfil adecuado para prestar sus servicios en una dependencia tan importante como sin duda lo es Conagua.

Ante eso y ante la imposibilidad de despedir a personal sindicalizado, el delegado procedió a contratar personal con la debida preparación para el trabajo que ahí se requería y eso molestó a la dirigencia sindical que inició una guerra interna en contra de su jefe.

Esa guerrita, culminó hace unos días con la salida del titular quien fue llamado a la ciudad de México.

Germán Sierra era tenido como uno de los mejores titulares de Conagua en Puebla y en la secretaría del ramo, considerado como uno de los más valiosos funcionarios con que contaba.

Se afirma incluso, que estaba a punto de ser llamado para ocupar un cargo en la propia secretaría, que tal vez le den ahora.

Mientras tanto, los politiquillos que le hicieron la guerra, creen que han triunfado y hasta hacen fiesta. Ya les llegará un nuevo delegado que seguramente vendrá a ponerlos en orden.

Nadie cree que Sierra Sánchez sea despedido por la politiquería de unos líderes sindicales y por lo tanto, se espera que sea designado para el cargo que se le tenía preparado. Los lidercillos esperan ser considerados, mientras tanto, para formar parte de las listas de alguno de los pequeños partidos que carecen de miembros hasta para figurar como aspirantes a un cargo de elección popular. Es decir, para ser utilizados como candidatos de relleno.

Puebla ocupa el segundo lugar en robo en carreteras, a nivel nacional, solo superado por Tlaxcala. Cinco son los estados que acaparan el 91 por ciento de los asaltos a camiones de carga, autobuses de pasajeros y trailers.

Tlaxcala está en primer lugar con 503 asaltos en lo que va del año; le sigue Puebla, con 389 casos; en tercer lugar está Guerrero con 290 asaltos, Chiapas con 203 y Oaxaca con 167.

Lo anterior lo dio a conocer el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El senador perredista Miguel Barbosa, coordinador de los senadores del PRD y originario de Puebla, advirtió que el PRI está a punto de ceder a la propuesta del PAN para anular el derecho de huelga de los trabajadores, a cambio de contar con el apoyo panista para la aprobación del paquete económico del 2017.

Desde que se implantó en México el sistema económico neoliberal, claramente de derecha, ha habido entre PRI y PAN un tácito entendimiento en asuntos de gran trascendencia social, como el de la Ley Federal del Trabajo, que anula derechos logrados por la clase obrera de México, después de luchas de años para alcanzarlos. De un plumazo, PRI y PAN, borran los logros de campesinos y obreros, las clases consideradas en otros tiempos, pilares del Partido surgido de la Revolución Mexicana de 1910.

La CTM todavía tiene sus dudas de que el Senado apruebe este martes próximo, restricciones al derecho de huelga.

Entre la dirigencia nacional del PAN y los senadores de ese partido, echaron abajo la iniciativa del senador panista Jorge Luis Preciado, por lo menos se deslindaron de ella, con lo que es seguro su rechazo.

Luis Preciado, propone que los ciudadanos mexicanos puedan tener armas en transporte y en sus negocios, para defenderse de la delincuencia.

Abiertamente, los senadores del PRD desecharon tal despropósito que en vez de resolver el problema de inseguridad, lo agravaría a grados insospechados.

El senador panista que hace la propuesta, dice contar con el apoyo de senadores de todos los partidos, pero si bien es cierto que los priistas no se han pronunciado ni a favor, ni en contra, votarían en contra de tal iniciativa.

 

No vamos a convertirnos como los Estados Unidos, dijo una senadora perredista, en que todo mundo pueda andar armado incluso en las calles, porque podemos llegar a la situación que en el vecino país se ha llegado, de armar balaceras en las escuelas, en las iglesias y en centros comerciales y que los policías maten a ciudadanos pacífico, ante la sospecha de que iban a sacar una arma.

Valora este artículo
(0 votos)