Semana Política 

Por Gabriel Sánchez Andraca

Doce millones de pesos invirtió el gobierno estatal en la construcción de la carretera Tulcingo de Valle-Albino Zertuche, en el sur del estado, que el pasado viernes fue entregada por el gobernador Rafael Moreno Valle, en medio de un estallido de entusiasmo de los habitantes de varios municipios, incluso del vecino estado de Guerrero, que también se ven beneficiados con esa nueva vía.

Además de Tulcingo y Albino Zerturche, la nueva carretera beneficia a Chiautla de Tapia y Chila de la Sal, en Puebla y tiene repercusiones benéficas para los municipios de Comitlipa, Xochihuehuetlán y Huamuxtitlán, en el vecino estado de Guerrero.

Moreno Valle está poniendo atención a los municipios más necesitados del estado, principalmente en obras de infraestructura educativa, de salud, de comunicaciones, a fin de que los habitantes con mayores carencias puedan desarrollar con mayor facilidad actividades productivas que les permitan mejorar sus ingresos y tener una vida mejor.

Ha dicho que su prioridad ha sido la educación, pues con ella se puede avanzar con mayor rapidez, y la salud, porque un pueblo enfermo o con mala atención en su salud, es un pueblo que se estanca.

Escuelas de la llamada Mixteca poblana, están siendo puestas en condiciones optimas para que maestros y estudiantes puedan desarrollar bien su trabajo y se han creado o construido nuevos hospitales y centros de salud para brindar atención médica adecuada a los habitantes de la región.

En el renglón de caminos se han reparado los que han sufrido daños con motivo de las intensas lluvias de las últimas semanas y se han construido nuevas vías, como la que comentamos, que amplía la red carretera de una zona que por años, ha estado abandonada.

Hace quince años, un día como hoy, fueron derribadas las famosas “Torres Gemelas” de Nueva York, en uno de los actos terroristas más espectaculares y dañinos que se hayan registrado en las últimas décadas.

Miles de muertos y miles de millones de dólares en pérdidas materiales, fueron el resultado de ese atentado ocurrido en el país vecino.

Nueva York ha sido uno de los destinos favoritos de los trabajadores migrantes de la Mixteca. Viven y trabajan allá varios cientos de miles de paisanos a quienes el atentado de las torres gemelas, les dañó gravemente en su economía y todavía resienten males colaterales.

Desde el terrible atentado ocurrido hace tres lustros en la también llamada “Urbe de Hierro”, el movimiento económico en todos los pueblos de la Mixteca poblana, bajó estrepitosamente.

En Izúcar de Matamoros, a donde confluyen todos los pueblos del sur por ser el centro comercial más importante de la región, había más de 30 casas de cambio y en la actualidad casi han desaparecido. En su lugar surgieron varias casas de empeño y de préstamo.

Nos cuenta el presidente municipal de Tulcingo de Valle, Emilio Delgado de Dios, que la cabecera municipal, Tulcingo, que colinda con Guerrero, ya no es la misma.

El movimiento económico se desplomó; ya no llegan las remesas en la cantidad que antes enviaban los trabajadores que se fueron a Nueva York a sus familiares. También aquí se cerraron la mayor parte de las casas de cambio y ahora hay de préstamo.

Como la política migratoria de los Estados Unidos se ha endurecido, muchos jóvenes oriundos de este lugar han regresado.

Los jóvenes de la región ya no ven en su futuro emigrar al país del norte, para emplearse y ganar en dólares, solo el cuatro por ciento de los muchachos que estudian secundaria o preparatoria piensan en emigrar, los demás se quedan para estudiar o trabajar en la agricultura, la ganadería y el comercio.

Hace quince años “Enlace de la Mixteca” cabeceó su nota principal: “Arde Nueva York y tiembla la Mixteca” pues en las primeras horas, después de la tragedia, muchas familias de la región estaban temerosas de que hubiera muerto algún familiar en el atentado. Por fortuna fueron pocos los poblanos que fallecieron, pero las consecuencias del hecho todavía están golpeando a los hombres y mujeres que desde hace décadas tenían una forma de resolver su futuro, yéndose a trabajar del otro lado.

Esa salida ya no es viable y a ello ha contribuido enormemente el atentado de las Torres Gemelas.

Por eso es importante que los gobiernos federal, estatal y municipales, se empeñen en resolver los graves problemas de infraestructura, de educación y salud que en la región se confrontan. Moreno Valle ya ha empezado trabajar en ello. Ojalá y los gobiernos que vienen, continúen en esa labor.

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver