×

Aviso

Folder doesn't exist or doesn't contain any images

Hipólito Contreras / Opinión Libre 

La única novedad del transporte en la capital del estado de Puebla es el metrobús que opera con tres líneas, sin que hasta ahora demuestre que ha sido el gran acierto para brindar un buen servicio, se pensó más en hacer un gran negocio que un transporte alternativo; para que operara, muchas rutas fueron afectadas, muchos empleos perdidos y molestias para los usuarios.

La realidad es que en pleno siglo XXI, la Ciudad de Puebla, hoy con su zona metropolitana, no ha logrado un modelo de transporte que sea ejemplo a nivel nacional.

Más de un millón de ciudadanos son transportados todos los días con muchas incomodidades y riesgos, la gente viaja de pie la mayor parte del día, muchas veces llegan tarde a sus trabajos, escuelas, o donde vayan, porque el sistema RUTA o el transporte tradicional, no son regulares en sus horarios, pueden tardar hasta 30 minutos o más, en muchos casos, y cuando se aparecen ya van llenos, por lo que los usuarios se ven en la necesidad de tomar taxis.

Hasta hoy ninguna autoridad, ni estatal ni municipal, han logrado diseñar un modelo de transporte que cumpla con lo que se necesita para que sea bueno.

Un transporte de vanguardia, moderno, debe tener entre otras características las siguientes: alta capacidad y compatible con el medio ambiente, es decir, anticontaminante, por lo que debe usar tecnología avanzada; pueden ser motores eléctricos o de muy bajos niveles de contaminación si es a gasolina.

Un transporte moderno no debe ser hombre-camión como aún lo es porque no funciona, deben ser empresas mayores, expertas en el transporte, capaces de estar al día en tecnología y un personal profesional, adiestrado, bien pagado y con todas las prestaciones de ley.

Debe haber un proyecto operativo del transporte que permita fluidez del mismo a toda hora, para esto, como el metrobús, debe haber carriles exclusivos, esto evitará los embotellamientos comunes; las unidades se detienen hasta por una hora o más, lo que genera problemas de todo tipo; contaminación, gasto mayor de combustible, molestias para los usuarios que llegan tarde a su destino.

¿Por qué sólo el metrobús tiene carril exclusivo? Todas las líneas lo deben de tener, todos los bulevares y avenidas por donde pasa el metrobús no deben ser exclusivas para ese sistema, deben ser para todas las rutas. No debe haber exclusividad para nadie, las calles son de todos.

Un transporte moderno debe ser suficiente y ordenado, de tal forma que pase cada cinco minutos. Debe tener paraderos cada tres calles para evitar que sea en cada esquina, la gente debe acostumbrarse a esto.

Como el transporte no debe ser un negocio sino un servicio, debe tener tarifas justas, sólo las necesarias para que pueda operar. El transporte público no es para que se hagan millonarios los empresarios, pero sí para que puedan vivir dignamente, se reconoce que invierten y deben ganar lo justo.

En la Ciudad de Puebla el transporte sólo debe llegar en la periferia del Centro Histórico para proteger la zona monumental. Para el centro debe existir un transporte eléctrico con unidades de menor tamaño, el sistema debe estar coordinado para que funcione como rutas alimentadoras.

Pensar en la peatonización del Centro Histórico no sería viable, porque hay miles de trabajadores que necesitan llegar y salir de sus centros de trabajo, sólo algunas calles podrían ser peatonales.

El famoso metro como en la Ciudad de México es buena opción para Puebla, por ser un sistema eléctrico y de gran capacidad, pero por lo visto las autoridades aún no lo contemplan por su alto costo.

Puebla aún puede tener un buen transporte mediante unidades, lo que se necesita es un buen proyecto que permita rapidez, eficiencia, capacidad y cero daños al medio ambiente.

Hoy el gobierno estatal autoriza una nueva tarifa al transporte, y lo condiciona para que los permisionarios modernicen sus unidades y las equipen con dispositivos para prevenir la violencia, pero ¿qué cree?, nada cambiará, el sistema hombre-camión no funciona, nunca ha funcionado, los permisionarios sólo buscan negocio, no piensan en un gran proyecto.

Se requiere una nueva visión en transporte público, se necesita un nuevo proyecto para Puebla capital en la materia. Esperamos que el gobierno de la cuarta transformación lo haga.

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver