El PAN, se autoproclama, “campeón de la democracia”

Gabriel Sánchez Andraca

A punto de cumplir sus ochenta años de edad, el Partido Acción Nacional de Puebla, escenificó una de las elecciones internas de dirigente municipal, más conflictivas de su historia: Jesús Zaldívar Benavides logró el triunfo para dirigir al partido conservador en el municipio capital del estado, con mil 294 votos, contra mil096, que obtuvo su contrincante Eduardo Alcántara.

Fue una elección muy cerrada, pues la diferencia entre triunfador y derrotado, fue apenas de 200 votos.

Los panistas, que “no están divididos”, por poco y se agarran a trancazos, como “vulgares izquierdistas”. Acusaron de fraude y hasta dijeron que, en un café cercano, habían sido encontradas 200 boletas cruzadas a favor de Zaldívar.

La gente de Alcántara, acusó a quienes encabezaban al grupo del candidato triunfador, entre ellos Eduardo Romero, Ana Teresa Aranda, de haber combatido al gobierno de Moreno Valle por las arbitrariedades que cometía y en cambio estaban favoreciendo al grupo morenovallista.

Y es que los grupos: tradicional, morenovallista y del Yunque, en que está “unificado” el PAN, parece que tenían la pretensión de nulificare a como diera lugar.

El resultado de la votación, fue dado conocer por el ex dirigente municipal Pablo Rodríguez Regordosa, quien declaró a Záldivar, presidente electo del comité municipal.

Con el entusiasmo de haber reunido a más panistas de los que ese partido había reunido en Puebla en toda su historia, fueron 2600 asistentes, la dirigente estatal, Genoveva Huerta se dio vuelo auto elogiando a su partido, que con el desbordamiento de sus pasiones (poco faltó para que se agarraran a golpes) con el debate acalorado, con la diversidad de opiniones (solo había dos corrientes de opinión) y con el sufragio libre (se habló ahí mismo de que hubo fraude) el PAN se colocaba a la vanguardia de la democracia en México.

Doña Genoveva, informó que, con la asamblea realizada en esta capital, se terminaba el proceso de elección de comités municipales, en 122 de los 217 municipios que hay en la entidad.

En los 95 restantes, como ya le hemos informado aquí, solo habrá representantes, pues el número de afiliados panistas, no alcanza para conformar comités.

Con el triunfo del señor Zaldívar, se logra lo que había anunciado Paco Fraile hace una semana y de lo que aquí informamos: el mestizaje de los panistas tadicionales o doctrinarios y el de los panistas morenovallistas, que realmente no saben nada de panismo, de sus antecedentes, de su historia, de sus objetivos y metas. Ellos llegaron siguiendo a un líder priísta (ellos también tienen esa procedencia) y se empezaron a ir, cuando ese líder murió trágicamente.

Los antiguos opositores a esa corriente o tribus, como doña Ana Teresa Aranda y don Eduardo Romero Pérez, quien fue un gris presidente municipal cuando don Rafael gobernaba con mano muy firme a esta entidad, habiendo mostrado su puño recio precisamente en el municipio de Puebla, durante el régimen de don Eduardo, que en el primer grito de Independencia en el palacio municipal, quedó en un rinconcito, mientras “Rafa” brillaba en todo su esplendor y hacía brillar, a otro “destacado panista” que llegó al Senado de la República y que quiso llegar a la gubernatura, don Javier Lozano Alarcón; bueno, pues esos opositores declarados al gobierno morenovallista, son la mejor muestra de que el mestizaje del que habló don Francisco de Fraile y García, fue posible. Ya veremos si en el 2021 como dicen, el PAN va a brillar.

Porque hasta ahora no ha brillado en sus 80 años de historia. Por el contrario, sus 12 años en la presidencia de la república, fueron el inicio de su actual debacle.

Por otro lado, el PRD ya había anunciado su traspaso a una entelequia en la que militan opositores a López Obrador y que se denomina Futuro 21, pues sentía que con la sangría       que tuvo a raíz del surgimiento de Morena y su triunfo en el 2018, de ese nuevo partido, el PRD ya no era un buen negocio.

Pero surgió un problema no previsto; ¿seguirá recibiendo Futuro 21 o como se llame la nueva organización, el subsidio o las prerrogativas federales por 454 millones de pesos que ahora recibe, más las que entregan los gobiernos estatales?

La lógica más elemental nos dice que no. Futuro 21, no es el PRD, aunque se quede con el registro que le cede el PRD. Si el PRD desaparece, pues es lógico, de sentido común, que la prerrogativa que se le entregaba, ya no se le va a entregar y por eso ya un alto directivo perredista, dice que no va a desaparecer el Partido de la Revolución Democrática, que eso quisieran sus adversarios, pero que todavía tiene fuerzas para seguir en la brega.

El INE dijo hace poco que al PRD le quedaban poco más de 300 mil militantes, pero ellos afirman que de 5 millones y fracción que tenían, en la reciente reafiliación que llevaron a cabo, les quedan un millón 300 mil, muchos más de los que se necesitan para mantener el registro y no se diga de los que tienen registrados otros partidos, incluyendo al PAN. Vamos a ver en qué acaba todo esto.

 

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Más en esta categoría:

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver