Tehuacán: ¿Ciudad de la información, del conocimiento, de la inteligencia? I

César Musalem Jop

1.-Informar es dar a conocer hechos, sucesos, aconteceres, anécdotas, especulaciones, chismes, intrigas, datos numéricos o simbólicos. Informarse que hay violencia, crisis, malos gobiernos, carestía habitacional y alimentaria; al mismo tiempo dícese de la existencia de 20 millones de estudiantes en todos los grados; avances notables en las ciencias y sus aplicaciones condensadas en la voz: Tecnología. También de la activa participación sexenal ante un nuevo gobierno de la República, de organizaciones defensoras de sus intereses grupales.

Esto es la información vertida antes de boca a oído, de comerciantes ambulantes de pueblo en pueblo; de canta autores que en corridos nos decían “como andaban las cosas de las guerras internas”, o contra los franceses de Napoleón III. Hoy la información narcótica, asesina, delincuencial domina los escenarios de radio, TV, impresos, o computacionales.

1.1.- Esta ansia de saber -de informarse-, es propia del ser humano, demostrada a través de los cientos de miles de años de nuestra evolución (Dra. Auel: El Clan del Oso Cavernario, Los Caballos, Los Mamuts).

1.2.- Antropólogos, arqueólogos, del primer mundo, han informado que hace miles de años las tribus nórdicas antecesoras de Dinamarca, Suecia, Noruega, Islandia, Finlandia, reúnanse en el punto más alto de su geografía denominado: El Alting, para conocer los por menores de cada agrupamiento humano que luchaba por sobrevivir en esos climas nada paradisiacos. La reunión duraba meses. Dispersábanse y volvían según sus tiempos acordados.

2.- Tehuacán como geografía nuclear, domina un territorio que invade Oaxaca con una posta llamada Huajuapan de León.

2.1.- Sin supremacía alguna sobre Orizaba y Córdova, asimila a decenas de miles de veracruzanos de esas cabeceras municipales, vendedores de fuerza de trabajo, vueltos al final tehuacaneros precarios asentados en decenas de colonias -cinturones de miseria-.

3.- ¿Cómo informar a una demografía tan heterogénea?; ¿cómo convocarla bajo un Plan de Desarrollo Social?; ¿cómo educarla en niveles de convivencia civilizada?; ¿cómo impulsar a escalas superiores a una sociedad donde los únicos beneficiados materialmente son los grandes propietarios del dinero, reproducido por sus ingenios familiares o personales?; ¿cómo convertir a Tehuacán la de la Ciudad del Sol?; la dueña del museo mineralógico superior al de Praga en Plaza San Wenceslao.

3.1.- No es lo mismo informar en una sociedad pequeña, que, en una mediana, o gigantesca. Santa María Coapa o incluso el municipio tehuacanero, fácilmente pueden ser informados sí hay decisión de los grupos organizados acompasados con el ayuntamiento, sus juntas auxiliares municipales, inspectorías y comités de colonias o congregaciones.

3.2.- ¿Para qué se informa? Se hace para satisfacer necesidades que vinculen a todos los vecinos en formas de actuar, ante condiciones que involucren a todos.

3.3.- Tal es el caso de la situación que guarden todos los servicios públicos. Su productividad (eficacia + eficiencia: prontos; de buena calidad a buen precio).

3.4.- La información genera corrientes de criterios nacidos de los vecinos, convertidos en una masa llamada opinión pública, misma que será determinante para consumir productos, para organizarse adecuadamente, distraerse, recrearse, escoger gobiernos, líderes sociales, o comportarse dentro o fuera de la luz, según sean los valores manejados en la información.

3.5.- Aquí es válido hacer constancia que en una publicación nacional donde leen periódicos o diarios, o libros en 1.08% poblacional, la opinión pública nacida de la información existente es bastante pobre, pero es la nacida en una civilización en estado evolutivo.

4.- La Mass-Media llámase al conjunto de medios de comunicación masivas existentes, también accesibles al máximo de miembros de la sociedad municipal, los cuales oyen radio gratuitamente, acceden idénticamente a la TV comercial, compran diarios locales o facturados en el D.F. o Puebla o Veracruz e incluso oaxaqueños, enriqueciendo este caudal informativo con la venida taumatúrgica de la Social Media comúnmente denominada: redes, las cuales sin saberlo muchos, la información  tehuacanera ha dado paso titánico a la etapa de la comunicación traducida en que el emisor # 1 manda la información por red. Esta es recibida por uno o varios receptores, los cuales a su vez la comentan, deturpándola o enriqueciéndola, contestando estos receptores # 1 al emisor original “logrando” comunicarse.

5.- La sensibilidad poblana, veracruzana, oaxaqueña del tehuacanero, ¿estará percibiendo estos mecanismos? o aún no le han dado oportunidad a su capacidad neuronal para comprender la trascendencia de vivir en una tri geografía proclive al Desarrollo Social de mayor destino que otros enclaves.

NUESTRA CASA.-  Hace 30 años, estudios socio-antropológicos serios, daban a Tehuacán calidad superior a la capital en Desarrollo Industrial y Social ¿Y hoy? Que opinen ellos.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver