Gabriel Sánchez Andraca

Fue un excelente informe el que rindió el gobernador José Antonio Gali Fayad, que solo gobernó veinte meses a la entidad y que cumplió a cabalidad, los 22 compromisos que asumió durante su campaña.

Ante un auditorio de la Reforma, lleno por representantes de todos los sectores sociales, el único gobernador de la era moderna que solo cubrió un periodo corto de 20 meses, para empatar las elecciones federales con las locales, algo que a la mejor ya no se logra, informó del cumplimiento que dio a cada uno de los compromisos que hizo ante notario público, a los ciudadanos poblanos, entre ellos, reducir la pobreza. De acuerdo con el INEGI, en ese esfuerzo, Puebla ocupó el primer lugar: se crearon instituciones de atención a los jóvenes y adolescentes, en el terreno económico atrajo fuertes inversiones y logró que el desempleo en la entidad fuera menor al de la media nacional.

También logró que Puebla ocupara el primer lugar en transparencia, y que la calidad de la educación que se imparte aquí, obtuviera un grado de excelencia en matemáticas, en secundaria, y el tercer lugar en lengua y literatura españolas.

Fueron muchos los logros alcanzados en el corto periodo de gobierno que le tocó cubrir. Los presidentes municipales de los 217 municipios que cubrieron su periodo de 4 años ocho meses, por la misma razón que Gali solo cubrió un periodo de 20 meses, aprobaron con entusiasmo el trabajo del todavía gobernador del Estado. 

“Ofreció en su campaña, que nos daría la atención que se nos negó en los primeros meses de nuestra actuación, pues toda la obra pública se había concentrado en la capital del estado, y él se comprometió a hacerlo. Es más, dijo que a la capital se le dedicaría el 30 por ciento del presupuesto y a los 216 municipios restantes, el 70 por ciento y así lo hizo”.

Otro de los ex presidentes (su periodo terminó hace mes y medio) nos dijo: “Con él podíamos hablar con toda confianza. Es un hombre sencillo, amable y siempre estaba pendiente de nuestras necesidades y nos apoyaba. Gracias a él, pude terminar mi periodo sin problemas y dejando una buena imagen ante los ciudadanos”.

En la parte final de su discurso, Tony Gali, como le llaman coloquialmente, agradeció a los alcaldes de todo el estado, su colaboración para hacer un buen gobierno, pues sin ellos, no se hubieran resuelto muchos problemas que agobiaban a la población, dijo, destacando el de la inseguridad y la violencia, que todavía existe en varios municipios.

Pero también tuvo palabras de agradecimiento para el ex presidente Enrique Peña Nieto, y el público le respondió con uno de los más fuertes aplausos de la jornada. Tuvo palabras de solidaridad con proyectos del presidente electo Andrés Manuel López Obrador y expresó a la señora Martha Erika Alonso, que cuando asumiera el poder, contara con su decidido apoyo.

Eso hizo pensar a muchos de los presentes, que el Tribunal Electoral Federal, decidiría la ratificación del triunfo de la candidata de Por Puebla al Frente. “Dicen que el asunto se resolverá el 9 de diciembre” expresaron algunos, “pero si el gobernador dijo lo que dijo, es que ya está resuelto a favor de la señora....”

Mientras tanto, la señora Martha Erika, estaba sentada a lado de Rosario Robles Berlanga, ex funcionaria federal que se desempeñó en el gobierno de Peña Nieto, como titular de la SEDESOL y de Conapo.

Hubo solo tres gobernadores: el de Campeche, el de Tlaxcala y (llegó un poco tarde) el de Yucatán. No asistieron ex gobernadores, a excepción del ahora senador Rafael Moreno Valle, su antecesor.

Estuvieron los presidentes nacionales de los partidos Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, y el del PANAL.

No estuvieron los senadores poblanos, a excepción de Moreno Valle, ni tampoco los diputados locales de Morena. Hubo algunos de otros partidos, sentados entre el público.

La señora Dinorah López, esposa del gobernador Gali, a quien en su discurso se refirió varias veces, estuvo también con Rosario Robles.

Hubo momentos en que el gobernador y su esposa se emocionaron,  sobre todo cuando él agradeció a su compañera el apoyo que le brindó durante su gobierno, lo mismo que a sus hijos y a sus padres.

Gali Fayad, se refirió a los politicos sin nombrarlos, a que en el poder, empiezan a mostrarse intolerantes, intransigentes y les pidió que por el bien de Puebla, sean tolerantes, que no se nieguen al diálogo, que trabajen con amor por Puebla y no se dejen llevar por pasiones partidistas, pues el avance del estado, solo se alcanzará con la unidad y la armonía de todos los poblanos.

Aseveró una vez más, no pertenecer a ningún partido político, pero agradeció a los que lo postularon y apoyaron en su campaña por alcanzar la gubernatura. No se necesita pertenecer a un partido en especial. Solo se requiere, señaló, tener pasión por servir a la sociedad y trabajar por el bien común. Anunció que pronto encontrará alguna forma de seguir sirviendo a la entidad.

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver