Gabriel Sánchez Andraca

 El asesinato del presidente municipal electo, de Nopalucan de la Granja, Félix Aguilar Caballero, causó conmoción en los círculos políticos de Puebla, donde este tipo de casos era muy poco frecuente, hasta hace poco.

         Sin embargo, el descontento de un importante sector de la población, ya se empezaba a notar, pues el presidente electo la coalición “De Frente por Puebla” postulado por Movimiento Ciudadano, era vinculado, según nos comentó un amigo originario de esa población, con alguna banda dedicada al robo de combustible “y dicen que hasta al asalto de trenes en la zona”, nos dijo.

          La plática con nuestro amigo tuvo lugar el lunes al medio día. Nunca nos imaginamos que ese mismo día en la noche el alcalde electo iba a ser víctima de la violencia que ya está afectando a importantes zonas de la entidad.

          Nopalucan de la Granja, es una población ubicada en la zona donde está la planta de la empresa automotriz Audi y es uno de los municipios que se sienten afectados por la creación en terrenos cercanos de la Ciudad Modelo, cuyo patronato manejará parte del dinero del presupuesto de los municipios cercanos para la dotación de los servicios básicos de agua, recolección de basura y alumbrado público.

        Nopalucan es una población que registra dos   hechos históricos del siglo XIX: haber sido la sede de la primera oficina telegráfica del país, desde donde se envió el primer telegrama a la ciudad de México y haber dado hospedaje durante una fría noche de invierno, a Maximiliado y Carlota quienes pernoctaron en una casa que ahora es un bar y donde la placa que recuerda el hecho, casi está borrada. Ellos viajaban de Veracruz, a la capital del país.

         Ya empezaron las protestas de diversos grupos que se oponen a la venta del edificio conocido como la Casa del Niño, en la avenida reforma 710 y de terrenos del parque Flor del Bosque, al oriente de esta capital.

         Se dice que también corre peligro el edificio de la escuela primaria y secundaria “José María La fragua”, ubicada en la 2 sur y 7 oriente, donde han estudiado miles de poblanos muchos de ellos, destacados en la vida local y nacional.

           Desde el terremoto de hace un año, se determinó que dicho edificio estaba muy dañado y que debía desocuparse. Los niños y adolescentes fueron reubicados en otros inmuebles alejados del centro y desde entonces no se ha iniciado ninguna obra de restauración, pues según el veredicto de los “técnicos”, el único remedio es la demolición, aunque los padres de familia, que pidieron ver los desperfectos, no encontraron daños mayores.

          Se dice que el proyecto es utilizar ese espacio, para la construcción de una plaza comercial. Ahora si que como dicen los clásicos ¿será?

         Los que fueron durante algunos años, los tres partidos políticos más importantes de México: PRI, PAN y PRD, se derrumbaron cuando entraron en conflictos internos que rompieron la unidad y todo se volvió una guerra de dimes y diretes, es decir, de chismes.

          El nuevo partido Morena, que acaba de arribar al poder con todas las de la ley, pues en las elecciones del primero de julio tuvo un triunfo aplastante sobre los tres partidos históricos que se volvieron de la chiquillada, precisamente por sus divisiones internas.

          Bueno pues Morena tiene ya un grupo que está en pleito con todos los demás para imponer su voluntad a como de lugar. Ese grupo parece estar encabezado por el diputado local y ex dirigente estatal del partido, Gabriel Biestro y por el ex presidente municipal de Cholula y ahora también diputado José Juan Espinosa Torres, que la han emprendido contra todos los alcaldes, que haciendo uso de su libertad, han aceptado dialogar con las autoridades estatales, concretamente con el gobernado Antonio Gali y con los alcaldes a los que van a sustituir, para realizar un cambio tranquilo y sin pleitos y complicaciones.

        Don Gabriel Biestro y don José Juan Espinosa, han querido ordenar a los alcaldes, que no se reúnan con nadie que ellos no hayan autorizado previamente.

         Por fortuna para Morena, el presidente del Consejo Estatal de ese partido, Saúl Papaqui Hernández, se ha dado cuenta del peligro en que ponen al partido mayoritario, al pretender, los del grupo mencionado, iniciar una guerra interna de grupos, que los lleve a la perdición, como fueron el PRI, el PAN y el PRD.

         Con toda energía y seguramente con la autorización de “ya saben quién”, ha llamado al orden a los se han sentido dueños del nuevo partido en Puebla, afirmando que “Cualquier opinión o denostación en contra de algún compañero es motivo de sanción. Los invitamos a tener un comportamiento ético”, les señaló.

           Don Gabriel Biestro y don José Juan Espinosa, parecen estar en plena adolescencia política, porque su comportamiento ya a las puertas de su ingreso al poder, es de lo más inmaduro y peligroso para su partido.

            Si Morena no para esas manifestaciones de autoritarismo, de niños berrinchudos y atrasados políticamente hablando, entonces el partido que se propone iniciar la cuarta etapa histórica del país, al cambiar al régimen priísta por otro más justo y benéfico para México, no solo no logrará su propósito, sino que acabará en un sexenio, pasando a la chiquillada.   

       

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver