La mayoría del Congreso, para “Juntos haremos historia”

Semana Política / Gabriel Sánchez Andraca

Con 22 de los 41 diputados que conforman el Congreso local, la coalición “Juntos haremos historia” que encabeza Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador, hacen mayoría.

En esta misma legislatura, el Partido Revolucionario Institucional, PRI, tendrá la fracción más pequeña de su historia: sólo cuatro diputados, uno de mayoría simple y tres de representación proporcional. Eso sí, de todos los que componen la legislatura, son tal vez los más conocidos: Javier Cacique Zárate, que es el dirigente estatal de su partido; Rocío García Olmedo, que ha sido secretaria general del comité estatal, diputada federal y diputada local en otra ocasión; Nibardo Hernández, del Movimiento Antorchista y Josefina Hernández.

Otros rostros conocidos o medio conocidos que fungirán como diputados en la próxima legislatura local son: Hugo Alejo Domínguez, Marcelo García Almaguer, del PAN; Carlos Alberto Morales, de Movimiento Ciudadano; Gerardo Islas Maldonado, del Panal; Juan Pablo Kuri, del Verde; Gabriel Biestro; Héctor Alonso Granados, Emilio Maurer, Delfina Leonor Vargas, de Morena, y algunos otros de los demás partidos, pero la inmensa mayoría son nuevos en la actividad política y por tanto desconocidos.

Ya está en marcha el proceso de liquidación del Panal y del partido Encuentro Social y según un alto dirigente estatal del PRD, este partido fundado por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, está en agonía, lo cual no es raro, es más, ya se veía venir.

El virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha declarado que su gobierno será de austeridad y por lo tanto, los sueldos de los altos funcionarios públicos, de los senadores, de los diputados, etcétera, se reducirán en un 50 por ciento; se acabarán los seguros médicos especiales y todos los servidores del gobierno serán atendidos por el ISSSTE.

Los diputados y senadores viajarán al extranjero cuando sea estrictamente necesario por razones del servicio y se acabarán los autos de lujo y los choferes de lujo también.

Pero todas estas medidas no servirán para acabar con la corrupción, sino para incrementarla. Por eso hace ya tiempo, se dijo que la corrupción no es algo que se pueda desaparecer, ni en México ni en el mundo, sino que debe procurarse bajarla a límites tolerables.

Hay un ejemplo de esto. La fuerza de la corrupción es tanta, que acaban de condenar por actos de corrupción, hace unas semanas, al cuñado del rey de España, ni más ni menos.

Creemos que las autoridades deben actuar con firmeza, pero con el cuidado necesario para no agravar los problemas que ya padecemos. Medidas drásticas contra los corruptos pueden provocar la rebelión de los corruptos y son muchos y cuando vean amenazados sus intereses, pueden unificarse en una nueva mafia que actuará desde dentro del propio gobierno.

La guerra contra el narcotráfico, declarada por Felipe Calderón, sin que su gobierno hubiera estado preparado para esa guerra, solo ha servido para meternos en una era de violencia que ya no sabemos cuando irá a acabar.

Los anuncios hechos por el virtual presidente electo, todo mundo los aplaude, pero hay que ir con cuidado, no vaya a ser por pegarle al violín, se golpee al violón.

Una de las críticas que se hacen a nuestra democracia, es que además de mala, es muy cara. ¿Sabe usted lo que nos cuestan los partidos políticos que tenemos? Para que se de una idea en este proceso electoral que todavía no acaba, a los partidos políticos el gobierno les entregó, a través del Instituto Estatal Electoral, una bolsa de 12 mil millones de pesos.

La entonces candidata independiente, Margarita Zavala, dijo que era un dinero tirado a la basura, y eso es absolutamente cierto.

Qué bueno que están perdiendo su registro los partiditos que nunca han servido para nada, solo para formar alianzas ficticias, sin unidad ideológica, sin compromisos serios y sin gente que respalde a los membretes que se hacen llamar partidos. No va a haber protestas, ni cosa por el estilo. Esos partidos se acaban y ya. El dinero que se gasta en ellos, que son muchos millones, servirán para llevar adelante muchos de los planes del presidente electo. También hay programas agropecuarios, de apoyo a los sectores más pobres de la población con presupuestos millonarios y que nadie sabe en qué terminan. Todo ese dinero junto, servirá, indudablemente para resolver muchos de los problemas que padece la gente pobre del país, que cada día aumenta más.

El asunto de la gubernatura de Puebla, no está resuelto. Después de la reunión que Andrés Manuel López Obrador tuvo con la dirigencia estatal y con los candidatos electos de Puebla, quedó claro que el asunto sigue vivo y que hay la disposición de Morena, de continuarlo hasta el final.

El virtual presidente electo de México, encomendó a la dirigente nacional de su partido, asumir la defensa de Miguel Barbosa, por su triunfo en las pasadas elecciones y eso quiere decir, como dicen los izquierdistas, que “la lucha sigue”.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver