Al cierre del proceso electoral, violencia en 66 casillas

Semana Política / Gabriel Sánchez Andraca

Fueron incidentes menores los reportados al inicio de la jornada de ayer, primero de julio.

La asistencia por todos los rumbos de la capital del estado, era bastante numerosa. Muchos de nuestros informantes, decían que era la más numerosa que habían visto.

En las casillas de las colonias del sur, del norte, del oriente y poniente, había grandes filas para votar. Se hablaba, hacia el medio día, de una balacera en San Manuel, sin consecuencias graves y de diez jóvenes de brigadas morenistas, detenidos por la policía.

A eso de las 15 horas, corría el rumor de que la votación más cuantiosa la estaba recibiendo Andrés Manuel López Obrador.

No había, sin embargo, ningún informe oficial, federal o estatal que lo confirmara.

En los diarios de la ciudad de México, algunos citaban las preferencias por López Obrador y un diario español, con circulación en México, El País, cabeceaba su nota principal de primera plana: “México vota hoy con López Obrador como claro favorito” y agregaba en cabeza secundaria: “El candidato de izquierda parte con ventaja ante Anaya y Meade en unas elecciones presidenciales que marcarán el nuevo rumbo del país”.

Poco antes de las seis de la tarde, hora oficial para el cierre de casillas (si ya no hay votantes qué atender) se supo de problemas en las casillas de Barranca Honda, Cuautlancingo, colonia Patrimonio de esta capital, en San Sebastián Aparicio y en casillas especiales, donde se atendería a electores que estuvieran fuera del lugar donde les correspondería votar, pues se les anunció que se acabaron las boletas, cuando todavía había gente formada para votar.

Por lo que respecta a la elección local: antes de que fuera la hora del cierre de casillas y de que se diera algún informe oficial sobre la tendencia de la votación, empezaron a correr los rumores sobre los resultados o posibles resultados.

Unos daban por triunfador a Luis Miguel Barbosa Huerta, candidato a gobernador por Morena y otros más a Martha Erika Alonso del PAN-PRD-MC. La misma candidata, Alonso Hidalgo, dio una conferencia de prensa afirmando que llevaba 7 puntos arriba de su principal adversario, Barbosa Huerta.

Había fuertes rumores de que jóvenes de Morena repartían dinero a quienes se comprometían a votar por Barbosa y de que los burócratas estatales y municipales de Puebla y otros municipios, habían sido amenazados con el despido, si no votaban por Martha Erika.

Se reportó el robo de boletas electorales en Izúcar de Matamoros y empezaron a llegar reportes de otros incidentes de poblaciones del interior del estado, aunque eran incidentes menores.

Las campañas electorales que terminaron tres días antes de las elecciones, fueron especialmente agresivas y ofensivas, como nunca antes se había visto en México. Eso descompuso el ambiente y surgieron odios y rencores entre los militantes de las diversas fuerzas políticas contendientes.

Los politólogos y comentaristas políticos, consideran que, a partir de hoy, deberá comenzar una operación cicatriz, entre los principales actores de este proceso electoral.

El país tiene un problema de alta criminalidad, de inseguridad en 31 de sus 32 entidades federativas. Solo Yucatán se salva de esto y si agregamos enfrentamientos entre políticos, que tan solo en esta campaña dejaron poco menos de 150, candidatos, precandidatos y políticos asesinados de septiembre a la fecha, de todos los partidos, nos daremos cuenta de que, si la clase política no recompone sus relaciones, esto continuará avanzando, pues han dejado a sus seguidores enfrentados y ofendidos.

Aunque los dirigentes partidistas y funcionarios del gobierno, no quieran aceptarlo, todo esto nos coloca en el rango de País democráticamente atrasado y hasta primitivo.

Gane quien gane al final la presidencia de la república, todo el andamiaje partidista deberá cambiar. No será posible seguir por este camino, en el que los principales partidos políticos cuentan con una militancia sin ideología política, sin identidad. Con militantes sin formación partidista, sin vocación social, sin conocimiento de nuestro desarrollo histórico y de nuestra realidad.

Lo que ha pasado en Morena, es revelador de la descomposición de nuestros llamados partidos políticos: en Morena se amontonaron, a medida que corría el tiempo de las campañas electorales, priístas, perredistas y panistas, no por convicción, sino porque consideraban que el partido de Andrés Manuel López Obrador, se convertiría en el que, al triunfar, repartiría el botín de los puestos públicos.

La emigración, de sus partidos de origen al nuevo partido, no fue por ideales, que no los tienen, sino por un claro interés por el poder y el dinero. No llevan ningún ideal de combatir la corrupción, como ha dicho su líder que lo hará, sino intereses personales y de grupo. Y si logran lo que pretenden, el nuevo gobierno, si gana Andrés Manuel, fracasará en toda la línea en eso de acabar con la corrupción, que es uno de los ofrecimientos más destacados del tabasqueño.

Ya lo habíamos dicho, el peligro del triunfo de Morena, no es Andrés Manuel, sino mucha de la gente que lo rodea.

Cierran con violencia en 66 casillas 

En conferencia de prensa, Luis Miguel Barbosa Huerta, casi al cierre de las casillas, anunció que Morena arrasó en la capital y que le lleva clara ventaja a Martha Erika Alonso.

Por su parte, consejeros de Morena, Partido del Trabajo, el PRD y Compromiso por Puebla, después de las seis de la tarde, dijeron que al cierre de las casillas, se habían registrado numerosos actos de violencia en varias partes del Estado. Había heridos y como cuatro muertos.

En la sesión del INE, se informó que venía en camino una comisión de la Policía Federal a Puebla, para investigar los casos de violencia.

En total, se dijo que hasta el momento del cierre, se habían registrado actos violentos en sesenta y seis casillas.

En las primeras horas de la tarde noche, se anunciaba una conferencia de prensa del PRI, el partido del que menos se habló en el proceso de votación.

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver