El éxito de Gerardo Islas Maldonado en la campaña de Martha Erika

Gabriel Sánchez Andraca/ Semana Política 

Es un hecho que el recorrido que la candidata del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano a la gubernatura del Estado, por los municipios de Chietla, Atzala, Tilapa e Izúcar de Matamoros, fue un éxito y no un éxito de los partidos que la apoyan, sino del candidato a diputado por el distrito local de Izúcar de Matamoros, Gerardo Islas Maldonado, que cosecha los resultados del intenso trabajo que desde hace algunos años, ha venido realizando en la región, como representante del gobierno del estado en esta zona.

Islas Maldonado, ha sido dirigente estatal de Nueva Alianza, partido que se originó en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y logró que en esta elección local, lo apoyaran en sus aspiraciones a representar el distrito de Izúcar ante el Congreso local, todos los pequeños partidos que existen en el país, desde Nueva Alianza, siguiendo con PAN, PRD, MC, etcétera, hasta Compromiso por Puebla, partido con registro en la entidad.

Para efectos publicitarios, el apoyo de esos membretes, es importante. En la realidad no aportarán casi nada para el triunfo de Gerardo, que ha logrado la popularidad y la simpatía que tiene, por su trabajo permanente en la región y por su carisma personal.

La mayor parte de los partidos que conformaron la coalición a su favor en el distrito que aspira a representar, no existen: En Izúcar ni el PAN, ni el PRD, tienen dirigentes municipales, ni oficinas y menos los demás.

En el sur de Puebla, lo hemos dicho varias veces, las fuerzas políticas que se mueven han sido desde hace mucho tiempo, el PRI y la Izquierda, que antes de Morena, ha estado representada por el PRD.

La derecha panista ha tenido presencia esporádica, pero en general ha sido, como en todas las zonas liberales del país, un partido coyuntural, que sirve de escape a ciudadanos inconformes con candidatos postulados por el PRI.

El actual ayuntamiento de Izúcar, es básicamente perredista, pero ahora seguramente que como está ocurriendo en muchas partes, la fuga de los perredistas ha ido a engrosar las filas de Morena.

La diputación local de esta región sur de Puebla, va a quedar en manos de la coalición “Por Puebla al Frente”, que tiene como candidata a la gubernatura a Martha Erika Alonso, que sorprendió a muchos durante su visita a la región, cuando expuso su proyecto de política para el campo.

Martha Erika afirma, que si gana, los agricultores y ganaderos del campo poblano, tendrán apoyos tales como semillas mejoradas, fertilizantes y tractores gratis, así como asistencia técnica.

Eso implicará multiplicar el presupuesto para el campo.

La popularidad ganada a pulso por Gerardo Islas y el ofrecimiento de atender las necesidades del campo poblano con esmero y en lo que realmente requiere, de parte de la candidata a gobernadora, Martha Erika, levantaron el entusiasmo de la gente que asistió a los mítines en las poblaciones ya mencionadas.

Por lo que a la renovación del ayuntamiento de Izúcar se refiere, sigue estando arriba, en las preferencias de los ciudadanos, la planilla postulada por Morena encabezada por el profesor Melitón Lozano e integrada por personas identificadas con las políticas progresistas de la izquierda, que siempre ha sido una fuerza real en la región sur de la entidad.

El segundo lugar en preferencias, lo ocupa la planilla del PRI, encabezada por Lorenzo Suárez. En tercer lugar, está la planilla que postula la alianza con “Por Puebla al Frente”, que es la que conforman el PAN y el PRD, luego siguen las demás.

Muy bien que los candidatos a la alcaldía de Izúcar, Alberto Sánchez, del Partido Pacto Social de Integración, y Melitón Lozano de la coalición “Juntos Haremos Historia” condenaran la agresión que sufrió el candidato a la presidencia municipal de Izúcar por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Eduardo Vargas.

La zona sur del estado tiene mala fama por ser una zona donde se registran muchos delitos violentos, pero cuando esa violencia llega a la política, hay que pararla a como de lugar, porque hay el peligro de que el mal se extienda y que se convierta a la región en tierra del más fuerte, lo cual es propio de sociedades primitivas, poco desarrolladas socialmente.

Por lo general los agresores son personas que se quedaron atoradas en la adolescencia y que se les conoce, como adolescentes tardíos. Gente ya en los 40 o 50 años o hasta más, que en estas cuestiones electorales, andan como estudiantes de preparatoria luchando por la elección de la alguna sociedad de alumnos. Piensan que todo se arregla a golpes o mediante amenazas e insultos. No hay que caer en eso, es signo de atraso, de mala educación, de vulgaridad.

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver