Imprimir esta página

Chrysler y Volvo no invertirán en México, pero si en Estados Unidos

Tras el anuncio del presidente electo Donal Trump de implementar sanciones y multas a las empresas automotrices que inviertan en el país de México, la empresa Fiat Chrysler decidió no invertir en tierras mexicanas.

De acuerdo con la automotriz decidió invertir mil millones de dólares en sus plantas ubicadas en Michigan Y Ohio, con el objetivo de crear dos mil nuevos empleos para sus compatriotas.

La inversión permitirá la producción de su nuevo modelo Jeep Wagoneer y Grand Wagoneer en su planta de Warren, Michigan, y la fabricación de una nueva pickup marca Jeep en su fábrica de Toledo, en Ohio.

“El beneficio añadido de la inversión en Warren es la que permitirá a la planta producir la camioneta de carga pesada Ram que actualmente se produce en México”, señaló el comunicado.

Asimismo el director ejecutivo de Fiat Chrysler, Sergio Marchionne, señaló que las inversiones responden a un cambio en el gusto de los consumidores hacia las camionetas y los vehículos tipo SUV.

Tras esta decisión, el presidente electo de los Estados Unidos en su cuenta de Twitter felicito a la empresa por la decisión que tomó.

"Finalmente está ocurriendo. Fiat Chrysler acaba de anunciar planes para invertir un billón de dólares en sus plantas de Michigan y Ohio, creando dos mil empleos. Esto después de que Ford dijo la semana pasada que se expandirá en Michigan y en EU, en lugar de construir una planta de un millón de dólares en México. Gracias “Ford & Fiat C”. Señaló el mandatario.

Por otra parte la empresa automotriz sueca Volvo informó que planea exportar la mitad de la producción de su futura planta en Estados Unidos. La fábrica estará en Charleston, Carolina del Sur, y en 2018 comenzará producir la nueva generación de la berlina mediana S60, informó.

La estrategia para esa planta fue trazada en 2014, dijo y eso significa que en los hechos es anterior al empuje del presidente electo Donald Trump.

“México es muy atractivo (…) pero Estados Unidos es el mayor de los mercados y México no lo es”, dijo el presidente de la empresa Hakan Samuelsson, quien prosiguió “Necesitamos estar más cerca de nuestros clientes. Tenemos que entenderlos si queremos crecer”.

La opción de Volvo por Estados Unidos es ratificada en momentos en que Trump presiona a los constructores a que fabriquen en Estados Unidos los autos que venden en ese mercado.

 

(Con información de Formato Siete)

Valora este artículo
(0 votos)