Se avaló el día de ayer jueves en la Cámara de Diputados una ley, con la que los ex presidentes se quedarán sin pensión.

Se trata de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servicios Públicos que aprobaron los legisladores en la que se prohíben percepciones de retiro que no estén sustentadas jurídicamente.  

 “No se concederán ni cubrirán jubilaciones, pensiones o haberes de retiro sin que éstas se encuentren asignadas por la Ley, decreto legislativo, contrato…”, dice la minuta.

La nueva ley, aprobada con 433 diputados a favor, 9 en contra y una abstención, también establece un tope salarial para los servidores públicos, quienes deben ganar menos que el presidente (o 108 mil pesos mensuales que se fijo Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, como sueldo).

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver