En Acatlán se sumaron a la Primera Jornada Mundial de los Pobres

José Díaz / Acatlán de Osorio, Pue.
 
*Será el sábado 18 y domingo 19 de este mes con el objetivo de ayudar a los más necesitados
 
Los párrocos Amando Romo Sánchez, Gerardo Reyes, Rulber Castellanos y Sergio Ramón, ofrecieron hace unos días una rueda de prensa en la parroquia de San Juan Bautista de este municipio, para anunciar la realización de la Primera Jornada Mundial de los Pobres, a la que se suma la grey católica de este lugar.
 
Esta Jornada tendrá el objetivo de concientizar a los creyentes a que reaccionen ante la cultura del descarte y del derroche, haciendo suya la cultura del encuentro. Al mismo tiempo, invitaron a todos, independientemente de su religion para que se dispongan a compartir con los pobres cada uno de los bienes que han recibido, a través de cualquier acción de solidaridad.
 
“Ante la realidad que estamos viviendo por donde quiera que veamos podemos constatar injusticias y violaciones de todo tipo, la marginación, la opresión, la violencia, la tortura, el encarcelamiento, la guerra, la privación de la libertad y de la dignidad humana, por la ignorancia y el analfabetismo, por la emergencia sanitaria y la falta de trabajo, el tráfico de personas, la esclavitud, el exilio, la miseria, y la migración forzada”, se dijo.
 
Agregaron: “Abramos nuestros ojos para mirar las miserias del mundo, las heridas de tantos hermanos, hombres y mujeres privados de la dignidad, sintámonos provocados a escuchar el grito de auxilio, que nuestras manos estrechen sus manos, que su grito se vuelva el nuestro y juntos podamos romper la barrera de la indiferencia”.
 
“Estamos llamados, por lo tanto, a tender la mano a los pobres, a encontrarlos, a mirarlos a los ojos, a abrazarlos, para hacerles sentir el calor del amor que rompe el círculo de soledad. Sus manos extendidas hacia nosotros es también un llamado a salir de nuestras certezas y comodidades”, se expuso.
 
También se invitó a toda la Iglesia, a los hombres y mujeres de buena voluntad a mantener, en esta jornada, la mirada fija en quienes tienden sus manos clamando ayuda y pidiendo solidaridad y agregaron: “Son nuestros hermanos y hermanas, creados y amados por el Padre celestial”.
 
Se llamó a toda la diócesis, a todos los pueblos de la Mixteca alta, Mixteca baja, guerrerense, poblana y oaxaqueña, a los pueblos Triqui, Náhuatl, Chocholteca, etcétera, a vivir una experiencia de transfiguración ante cada una de las circunstancias en las que el pueblo de Dios muchas veces se encuentra con un cuerpo herido, oprimido, despreciado, violado en su dignidad.
 
“La vida es un camino que debemos seguir, siempre adelante, nunca debemos dar un paso atrás, no debemos de tener miedo, debemos afrontar los problemas con valor, salir siempre en ayuda de los demás con alegría, de manera especial a los más necesitados, los más débiles así como lo hemos hecho ante las circunstancias adversas, se agregó.
 
Será el sábado 18 y domingo 19 de este mes cuando se realice esta jornada y participarán también con oraciones.
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Volver