Emmanuel Anaya / Izúcar de Matamoros, Pue.

El día miércoles 15 de febrero se llevó a cabo en el país, la conmemoración del Día de la Mujer Mexicana, el cual fue instaurado en el año de 1961 por un grupo de mujeres destacadas que veían como un gran reto que sus derechos fueran reconocidos y buscando igualdad de género, la no violencia contra ellas, mismas oportunidades de desarrollo, salud, vivienda, educación, seguridad, independencia económica, libertad para tomar decisiones y acceso a la justicia.

Desde aquella fecha, el país ha introducido a las mujeres como parte de la sociedad activa, pero aún se dan casos donde estas se encuentran excluidas de sectores; un caso es el ámbito laboral, así como de sufrir violencia.

“Las diferencias entre mujeres y hombres respecto a las tareas que desempeñan para el mercado laboral y las de tipo doméstico, determinan algunas de las desigualdades de género más importantes. Es precisamente el mayor tiempo que dedican las mujeres al trabajo doméstico lo que restringe su inserción laboral y su participación en otros ámbitos, como el de la política, situándolas en condiciones de desventaja con respecto a los hombres y limitando su autonomía económica”, de acuerdo con el Instituto Nacional de las Mujeres.

En Izúcar de Matamoros, de acuerdo con el Instituto Municipal de la Mujer, las mujeres de la región han sido y siguen siendo pieza fundamental en la economía, pues un aproximado del 70 y 75 por ciento de estas efectúan un trabajo, aparte de realizar labores domesticas y se desempeñan, en su mayoría, en el comercio y el campo, mientras que un porcentaje menor trabaja en cargos públicos o son empresarias y dueñas de su propio negocio.

El 30 por ciento restante, son mujeres que se quedan en casa para realizar los quehaceres domésticos y cuidar a los niños, siendo el sustento económico el esposo, lo cual conlleva a que dependan de él.

La directora del instituto, Eugenia Virginia Ramos Vázquez, señaló que en la región existe violencia hacia la mujer, siendo la violencia psicológica la más frecuente, la cual daña emocionalmente a las víctimas. Siguiéndole la física, la patrimonial y por último la laboral. Dijo que el año pasado, el instituto atendió aproximadamente a más de mil mujeres maltratadas, en su mayoría por violencia psicológica, las cuales requerían de ayuda para poder seguir con una vida normal.

Este tipo de violencia no sólo la ejercían los hombres sobre la mujer (esposa, hijas, hermanas o madres) sino en varios casos fueron efectuados por las propias mujeres, que en su mayoría eran suegras que sobajaban e insultaban a la féminas.

“El maltrato de la mujer hacia la mujer es generacional porque se trata de proteger al hombre, las madres casi siempre protegen a sus hijos varones, pero al mismo tiempo les dan libertad para que puedan hacer varias cosas, mientras que a las mujeres se les capacita para que atiendan bien a los hombres”, dijo la directora.

Es por esta razón que ella y su equipo de trabajo realicen pláticas para concientizar a las mujeres de que la agresión psicológica es la que más daña, pues coacciona su libertad en todo sentido. Cabe señalar que el año pasado estas pláticas llegaron a más de 9 mil mujeres.

Señaló que se necesita que todas las dependencias de gobierno trabajen juntos para poder erradicar el machismo que se ha instaurado y normalizado en la sociedad. Concluyó mencionando que “toda mujer que sufra de alguna agresión debe de acercarse al Centro de Desarrollo para Mujeres, que se encuentra ubicado en el Instituto, el cual cuenta con área de psicología, jurídica y de trabajo social. “Nosotras las apoyaremos y brindaremos la ayuda necesaria”, dijo.

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

ICATEP
San Carlos
Melitón Lozano

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver