Imprimir esta página

Tribunal Electoral procede en contrta del alcalde de Xicotlán

Ciro Degante Fortoso / Xicotlán, Pue.

* El Presidente Municipal ignoró la orden del tribunal de reinstalar a dos regisdores y pagarles sus salarios caídos

El presidente municipal de Xicotlán, Teófilo Heladio Herrera de Gante, pensó que podía burlarse de la ley al no solamente mandar a dos regidores a recibir material para construcción entregado por priistas en pleno tiempo electoral, sino posteriormente instigar a la población en contra de ellos para que los lincharan. Además, los separó de sus cargos sin permitirles la entrada a la alcaldía y sin darles ninguna remuneración económica.

Este caso se ventiló ante las autoridades del estado, como la Secretaría de Gobierno,  quienes se declararon en su momento incompetentes para poner orden en Xicotlán, donde el edil estaba violando flagrantemente la ley, al impedir que por más de año y medio, los dos regidores desempeñaran sus funciones como responsables de Gobernación y de Patrimonio y Hacienda Pública.

Los regidores acudieron al Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) quienes dieron la razón a los quejosos Magdaleno Vallarta Adán y Maximino Severino González Flores, ya que Teófilo Eladio Herrera de Gante los separó del cargo el 22 de abril del 2015, a causa de que el 14 del mismo mes se habían negado a recibir 10 toneladas de cemento que un candidato priista a diputado federal había mandado a la población.

“El alcalde es de extracción panista, al igual que nosotros, y lo que quería era que fuéramos a recibir las toneladas de cemento que había mandado un candidato a diputado federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI); era tiempo electoral y quizás nos quería exhibir o que nos metiéramos en algún delito electoral, pero como nos opusimos, ese día 14, para el 22 del mismo mes mandó a traer a la población y llorando les dijo que nos oponíamos al progreso, que no lo dejábamos trabajar e instó a más de 150 pobladores a que nos lincharan”, sostuvieron en su declaración los dos regidores.  

Identificaron a un enviado de la Secretaría General de Gobierno, de apellido Treviño, quien en lugar de oponerse a la agresión de que eran objeto, junto con la policía estatal permanecieron como espectadores y nada hicieron para salvarlos. “De milagro nuestros vecinos no nos lincharon, pero sí fuimos agredidos”, dijeron los dos regidores.

De ahí en adelante, los dos regidores ya nos fueron convocados a ninguna sesión de Cabildo, lo que ameritó que interpusieran denuncias ante el Gobierno del estado, quien presumiblemente solapó al alcalde y no intervino en este asunto. Fue hasta que pusieron una denuncia ante el Tribunal Electoral del Estado de Puebla, bajo el número de expediente INC-TEEP-A-032/2015, como inició un peregrinar de ir y venir de los quejosos buscando justicia ante quien se creía intocable, ya que había demostrado que la autoridad estatal no le podía hacer nada, más cuando presumía que estaba bien parado con la gente del PRI y que eso lo hacía una persona poderosa.

A mediados de 2016, la resolución fue a favor de los regidores, ordenándole tanto al edil como al Tesorero Municipal, restituir en el cargo y pagarles sus quincenas a los regidores. Pero el alcalde ignoró esta resolución, lo que le valió que fuera multado por el TEEP.

Fue a las 10 de la mañana del 7 de diciembre del 2016, cuando el alcalde tras ser citado, arribó a las oficinas del Tribunal Electoral del Estado de Puebla, para hacer frente a la sentencia definitiva en su contra y fue obligado a restituir a los regidores en sus cargos, así como a liquidarles todas las quincenas que no habían recibido en el tiempo que fueron suspendidos.

Hoy los regidores ya no tienen las mismas carteras, pero están al pendiente de sus labores de Ecología y Parques y Jardines de Xicotlán, aun cuando sus demás compañeros los ignoran y el edil sigue con la campaña de linchamiento mediático en su contra.

Valora este artículo
(0 votos)