Imprimir esta página

Tres años de inseguridad y violencia en Acatlán

José Díaz, fotos: Carlos García / Acatlán de Osorio, Pue.

* Los ciudadanos dijeron estar “hasta la madre” de la incapacidad de Guillermo Martínez

De acuerdo con un sondeo realizado en esta población, los índices de inseguridad se han disparado de manera alarmante, principalmente los robos a casa habitación y a transeúntes, pero los homicidios no dejan de ser por demás preocupantes para la ciudadanía, resaltando los más recientes ocurridos en el bar la “Y” que se ubica a unas cuadras del zócalo de esta población.

Los entrevistados, profesores, taxistas, amas de casa y vendedores, expresaron que la inseguridad se presenta en robos al transeúnte y a casas habitación, que son los que más se generan, y la autoridad municipal no ha hecho nada por mejorar esta situación; por el contrario, la Policía Municipal se dedica a cuidar solamente el zócalo y la presidencia, en lugar de realizar rondines en barrios y colonias.

“La inseguridad se le ha salido de control al alcalde Guillermo Martínez, no hay rondines de la Policía Municipal, cuando se les llama no acuden a los auxilios, hay muy pocos elementos, lo que hace que éste municipio se haya vuelto inseguro en estos casi tres años de gobierno panista”, dijo uno de los entrevistados, quien agregó que la inseguridad es tal que a unas cuadras de la presidencia municipal, uno o varios sujetos desconocidos asesinaron a dos jóvenes.

“No tiene mucho que se registró el homicidio de unos jóvenes, en un bar de la zona de tolerancia de este lugar, de entre los 20 y 21 años, quienes murieron por disparos de arma de fuego y más allá de porqué los hayan asesinado, lo cierto es que si estos hechos ocurren a unas cuadras del zócalo de Acatlán, te dan a entender que la inseguridad se le está saliendo de las manos al alcalde Guillermo, sostuvo uno de los entrevistados.

“Lo que está pasando últimamente ha hecho que nosotros tomemos la justicia por nuestra propia mano, como vecinos nos estamos organizando para hacerle frente a los delincuentes que roban en nuestros domicilios cuando nos vamos a trabajar y nuestras casas se quedan solas, sin que contemos con el apoyo de la policía, o del alcalde, a quien principalmente le pertenece garantizar la seguridad a la ciudadanía”, sostuvo otro de los entrevistados.

Un comerciante opinó que la policía vigila y labora pero solamente en el centro y no saben si es por falta de personal, de capacitación o ganas de trabajar por el municipio, ya que en este caso, con el mejoramiento del primer cuadro de la ciudad, el presidente quiere quedar bien con una obra de supuesto relumbrón, que no es más que haberle dado una maquillada a unos cuantos lugares, porque al parque nada se le invirtió y al mejoramiento de la seguridad no le pone ni un sólo peso, argumentó.

“Realmente al parque no se le hizo nada, solamente se le ven trabajos a la Calzada Juárez, frente a la iglesia, es donde se nota algo de trabajo, y sinceramente no se ve que exista una mejoría y eso que son más de 30 millones de pesos los que se invirtieron y sinceramente no está justificado ese gasto”, comentó otro ciudadano.

“Para el criterio de nosotros, no se nos hace una inversión justa y correcta para lo que hicieron, pero qué podemos esperar de Guillermo Martínez si tiene una población sin trabajos en las colonias y comunidades”.

Cabe señalar que también los taxistas se quejaron de los incrementos en los índices de inseguridad, al señalar la incapacidad de la policía municipal y sus directivos para dar respuesta a una emergencia, ya que cuando se le llama tardan en llegar al sitio del auxilio.

“Tardan mucho para dar un rondín y no llegan a las afueras de los barrios y las colonias, ahí todos los ciudadanos están a merced de la delincuencia, donde muestra clara incapacidad de la autoridad, del alcalde Guillermo Martínez y por otro lado, se nota un crecimiento de los actos delincuenciales”, dijo otro ciudadano.

Recuento de los casos más recientes de robos de vehículos

A las deficiencias del gobierno panista de Guillermo Martínez Martínez, se agregaron los diferentes robos de vehículos que se registraron al finalizar el 2016 y los que se han registrado en este 2017. Sin contar los crímenes violentos que también han tenido lugar en el mismo municipio.

Antes de concluir el año robaron un automóvil en Acatlán de Osorio

Antes de finalizar el año 2016, ciudadanos de este municipio reportaron que hubo un alza considerable en diferentes ilícitos, siendo uno de ellos el robo de vehículos.

Lo anterior es debido al reporte de que en Acatlán de Osorio se robaron un vehículo Tsuru de modelo reciente de color vino, por lo que los propietarios iniciaron la búsqueda del auto y denunciaron los hechos ante las autoridades correspondientes.

“Urgente, si de casualidad vez o identificas el auto Tsuru 2006, con placas de circulación TYY1763, favor de comunicarte al 9531250542, con Nieves Vergel, ya que se lo robaron en Acatlan de Osorio”, expusieron los afectados en las redes sociales.

Al finalizar el año, en las redes sociales seguía la búsqueda del automóvil, en tanto que los propietarios denunciaron el hecho ante las autoridades correspondientes.

Otro robo de camioneta

Asimismo en la agencia del Ministerio Público se investiga el robo de una camioneta que fue sustraída por los amantes de lo ajeno cuando estaba estacionada en la Plaza de la Constitución, del barrio de San Gabriel.

El propietario José Antonio Martínez García, indicó ante las autoridades ministeriales que el sábado 24 de diciembre del 2016, aproximadamente a las 11:00 horas encontrándose estacionada, le robaron su camioneta, una Nissan pick up color gris doble cabina modelo 1999 y con placas de circulación SK88473 del estado de Puebla.

Hasta el momento, en la agencia del MP no se tienen datos del paradero de esta unidad.

Ladrones vuelven a robarse otra unidad en Acatlán

Fue el propietario de la unidad, de nombre Francisco Vergel Osorio, quien reportó el robo de su  vehículo el día 21 de diciembre de 16:00 a 17:00 horas, cuando estaba estacionado en las calles del barrio de San Antonio.

 El automotor robado es un Vehículo marca Nissan Tsuru color vino con placas de circulación TUY2863 de Puebla. En esta caso a pesar de que lleva más de un mes que se cometió el robo, las autoridades no han encontrado la unidad y ni le han dado respuestas a las demandas del agraviado.

Se robaron otra unidad en Acatlán

Fue en la carretera federal 190, donde el agraviado Carlos Velazco Ramírez, reportó el robo de su vehículo ocurrido el día 26 diciembre del 2016, aproximadamente a las 09:00 horas estando estacionado. 

Es una camioneta marca Ford modelo pick up con placas SL45740 de Puebla, del año 1996, con número de serie 3FTEF25N7TMA01765, la cual le fue hurtada a su propietario en este que Guillermo Martínez ha catalogado en varios eventos, como “un municipio seguro”.

Robo de camioneta  

La ciudadana Blanca Núñez Sánchez, reportó que el día sábado 7 de enero de este año, en la carretera Internacional a Oaxaca, a la altura del kilómetro 21.5 del barrio de La Palma, en Acatlán de Osorio, aproximadamente a las 7:50 horas, le robaron su camioneta que estaba estacionada. 

La unidad es una Nissan pick up color blanco modelo 2013 con placas de circulación MWD6553 del Estado de México, la cual porta la serie número 3N6DD25T6DK020219.

Robo de camioneta con violencia 

El ciudadano Iván Cruz Castañeda, indicó que aproximadamente a las 12:00 horas del día 18 de enero de este año, tres sujetos que portaban armas de fuego lo despojaron de su camioneta, una Nissan pick up color blanco modelo 2016 y con placas de circulación SS2397C, del estado de Querétaro.

En su declaración ante la autoridad ministerial, reportó el robo de la unidad y aseguró que a pesar de que llamó al 911 para que policías municipales lo auxiliaran, éstos no llegaron a tiempo al lugar de los hechos, los cuales ocurrieron de la periferia de la ciudad de Acatlán.

Se roban otra camioneta

En esta ocasión fue en la calle Revolución sin número, del barrio de San Juan, donde Eleodora Guadalupe Astorga, denunció que el día 26 de enero, aproximadamente a las 09:00 horas, encontrándose estacionada su camioneta, se la robaron y los ladrones se fueron con ella sin dejar rastro.

La unidad es una Nissan pick up color gris modelo 2002 con placas XB68009 del estado de Tlaxcala

Dispararon a quemarropa a dos jóvenes en Acatlán

Dos hombres fueron asesinados a balazos en el bar conocido como la “Y” por un sujeto desconocido, quien les disparó en la cabeza, el pecho y la espalda. Los hechos ocurrieron el sábado 7 de enero en el la ciudad de Acatlán de Osorio. 

De acuerdo con el reporte, aproximadamente a las 4:00 horas, en el interior del bar “Y”, ubicado a un costado de la carretera Internacional México-Oaxaca, se encontraban bebiendo Isidro Martínez, de 22 años, originario del municipio de San Pedro Yeolixtlahuaca y Juan Carlos G, de 21 años de edad, avecindado en el barrio San Luis, en Acatlán de Osorio.

Mientras convivían, un hombre desconocido ingresó al establecimiento para disparar a quemarropa a los dos jóvenes, quienes quedaron tirados en el suelo por los impactos de bala que recibieron; Juan Carlos recibió impactos de bala en el cráneo, mientras que Isidro Martínez tenía heridas en la espalda y en la cara.

Luego de esto, el agresor se dio a la fuga mientras que testigos dieron aviso a los cuerpos de seguridad, por lo que al lugar arribaron elementos de la Policía Municipal quienes acordonaron el área, en tanto que paramédicos dictaminaron que las víctimas ya no presentaban signos vitales. Asi mismo, llegó el Ministerio Público para realizar el levantamiento de los cuerpos e iniciar las primeras investigaciones.

 Los cadáveres fueron trasladados al anfiteatro de la ciudad para realizarles la necropsia correspondiente y dictaminar la causa de la muerte donde más tarde se asentó que el cuerpo de Juan Carlos fue reconocido por Gloria Vidal Herrera, mientras que Francisca Martínez Tapia, reconoció el cuerpo de su hijo, Isidro Martínez Tapia. Hasta el momento se desconoce el móvil del crimen y la identidad del agresor.

Con estos resultados de inseguridad tan sólo en las últimas semanas, llega Guillermo Martínez a sus tres años de gobierno, tiempo en que los hechos violentos de acuerdo a la ciudadanía, han crecido como en ninguna otra administración.

El alcalde piensa que sólo el zócalo es Acatlán

Asimismo, ciudadanos como Misael Ávila Martínez, reprochan a la autoridad las deficiencias en el abasto de agua potable, en salud, seguridad y falta de obra pública, todo esto en la periferia del municipio

Dijo que hay necesidades prioritarias en la población de Acatlán de Osorio, como pavimentación de las calles de la periferia, el agua potable en diversas comunidades, más alumbrado público y apoyos a los más necesitados, situaciones que el presidente no ha realizado.

“Ha hecho obras que no son prioritarias para las comunidades que se encuentran en completo rezago, ya que las diversas entradas a la población se encuentran descuidadas siendo un ejemplo los barrios, donde no hay servicios y la inseguridad es demasiado alta, ya que los maleantes se meten a los domicilios de la gente trabajadora, los cuales quedan abandonados porque muchos se van a trabajar y dejan sus viviendas desprotegidas”.

Dijo que hasta el momento la única obra que ha hecho el edil es la rehabilitación del zócalo de la ciudad, el cual se ve muy bien y le da mejor presentación, pero no es prioritario para la ciudadanía, ya que existen muchas obras básicas que atender.

“Debe atender las necesidades prioritarias de las colonias y los barrios, la pavimentación, seguridad pública, salud y sobre todo agua potable”, concluyó.

 

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)