Hipólito Contreras / Puebla, Pue.

El ex edil de Izúcar de Matamoros Carlos Gordillo Ramírez, fue inhabilitado como funcionario público por 24 años, por dos deficiencias administrativas que suman 25 millones 848 mil 189 pesos; así lo informó el Congreso de Puebla.

Lo anterior, se dio a conocer durante la lectura de los Dictámenes con Minuta de Decreto que presenta la Comisión Inspectora de la Auditoría Superior del Estado de la Quincuagésimo Novena Legislatura del Honorable Congreso del Estado, en relación con la Resolución de los Inicios de Procedimiento Administrativo de Determinación de Responsabilidades.

En la orden del día, los diputados informaron sobre dos veredictos en la revisión de cuentas pública; el primero por el ejercicio del 2011, del 15 de febrero al 15 de diciembre de ese año por la cantidad de 9 millones 366 mil 169 pesos, inhabilitándolo 12 años.

La segunda corresponde al periodo de 1 de enero al 31 de diciembre del 2012 por la cantidad de 16 millones 482 mil 19 pesos, también quedando Inhabilitado para poder ejercer algún cargo público por 12 años.

Ante ello, Carlos Gordillo Ramírez, quien fue presidente municipal por el partido Revolucionario Institucional (PRI), enfrentará a la Auditoria Superior de la Federación (ASF). Con ambos veredictos aprobados por el Congreso Local se confirma la opacidad y mal uso del dinero público.

Por otra parte, en el mes de mayo del año 2011, unos meses después de haber tomado posesión, los regidores en sesión de Cabildo solicitaron la destitución del alcalde Gordillo.

En ese mismo año, pero en el mes de Noviembre, el regidor  Cedric Solano Puig, presentó una queja ante la Auditoría Superior del estado, en razón de que el alcalde Gordillo Ramírez, tenía cobrando en nómina a 25 familiares.

Tras realizarse la investigación, las autoridades correspondientes dieron el resolutivo de dar de baja a esas 25 personas y la obligación de regresar 900 mil pesos, por concepto de salarios que habían devengado.

En la última sesión de cabildo, que se llevó a cabo el 16 de enero, los regidores presentaron una denuncia penal por peculado contra el presidente municipal Carlos Gordillo por no haber comprobado 143.7 millones de pesos, donde se le giro una orden de aprehensión que pudo librar por haber recurrido a un amparo.

 Asimismo, los ex regidores señalaron que el entonces edil, en la última sesión de su mandato, falsificó las firmas de éstos en el acta de sesión de cabildo, apócrifo, ya que supuestamente se aprobaron las cuentas públicas 2011, 2012, 2013 y los 45 días del 2014.

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

EXPRESS

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver