Reportar comentario

No doy de Chiautla pero desde mi juventud que llegué a estudiar aquí, me siento como si hubiese nacido aquí, leer su historia me hace sentir orgullosa que mis hijas hayan nacido ahí, en la tierra de tepetates y azucenas,gracias por compartir un pedacito de vida de este hermoso lugar.