Sismo en la frontera de Irán e Irak; se registran 370 muertos, 2500 heridos, y 70 mil damnificados

De acuerdo con un recuento preliminar tras el sismo de magnitud 7.3 que afectó la región kurda, asentada en la frontera de Irán e Irak, se han registrado alrededor de 370 personas han muerto y 2 mil 500 han resultado heridas, de acuerdo a un recuento y al menos 70 mil iraníes han perdido sus hogares.

El terremoto se registró a 204 kilómetros al noreste de Bagdad, y a 104 kilómetros al oeste de la ciudad iraní de Kermanshah. Según medios internacionales, se trata de uno de los mayores terremotos que hayan tenido lugar en Oriente Medio. Se ha sentido en toda la región, desde el Líbano hasta Kuwait.

Luego del sismo, el Centro Sismológico Europeo Mediterráneo (EMSC, por sus siglas en inglés) ha registrado cerca de 14 réplicas.

Hasán Rohaní, presidente de Irán, ordenó al Ministerio del Interior proporcionar toda la ayuda necesaria a los habitantes de las zonas afectadas. El ministro del Interior ha convocado una reunión del grupo de crisis para discutir la lucha contra las consecuencias del terremoto.

La televisión estatal iraní informó de que el terremoto se sintió en varias provincias del país en la frontera con Irak. Al menos ocho pueblos han sufrido daños. En algunas aldeas se han registrado cortes de electricidad que han afectado a miles de personas.

El ayatolá Seyyed Ali Khamenei, líder máximo de la Revolución Islámica, ordenó la movilización inmediata del ejército para ayudar a la población, mientras en Kermanshah se decretaron tres días de luto.

 

La mañana de este lunes arribó un avión militar turco con abastos médicos y equipos de rescate. En total llegó un equipo de búsqueda con 20 rescatistas y otro integrado por 10 médicos. Además, 60 casas de campaña, 320 cobijas y dos vehículos.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Volver