El buzo estadounidense Víctor Vescovo encontrado una bolsa de plástico en el fondo del abismo Challenger, en la Fosa de las Marianas, a una profundidad de 10 mil 935 metros, lugar hasta donde no había llegado expediciones, por lo que rompió un nuevo récor.

En un comunicado divulgado por la expedición, Vescovo describió el fondo del océano como una cuenca beige con una gruesa capa de cieno, donde pueden verse "algunos animales pequeños, transparentes que ondulan gentilmente".

"Definitivamente, hay vida en el fondo mismo del océano", añadió. "Fue absolutamente extraordinario estar en una creación técnica de los humanos, con una enorme presión sobre el casco y, aun así, sentirse como sentado en la cabina de un avión".

Sin embargo, también descubrió algunos objetos de procedencia humana, como una bolsa de plástico y algunos envoltorios de caramelos.

Según informó la Base de Datos de Desechos Marinos Debris, la mayor parte del plástico que los buceadores encuentran en el fondo del mar, el 89 %, tiene una característica en común: se trata de desechos diseñados para un solo uso, como las botellas y bolsas de plástico.

(Con información de El Sol de México)

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

San Carlos
Melitón Lozano

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver