SCT apunta negligencia de SAASA y fallo del actuador lineal como causas del helicopterazo; expertos lo rechazan

Redacción / Puebla, Pue.

La negligencia de la empresa Servicios Aéreos del Altiplano SA para autorizar el cambio del actuador lineal con número de serie terminación 118, a solicitud de Rotor Flights Services, le habría costado la vida a Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, de acuerdo con el informe técnico de la investigación dado a conocer el viernes por la SCT, que detalla que esta pieza del helicóptero Agusta Westland 109S no fue reemplazada.

Aunque el informe final será dado a conocer hasta 2020 y el preliminar dado a conocer insiste en que su objetivo no es señalar causas ni responsabilidades civiles y/o penales, el fallo del actuador lineal es el detalle más importante que presenta y una de las once causales potenciales que pudieron provocar el accidente mortal.

Sin embargo, especialistas rechazaron que el fallo de ese actuador lineal pueda causar la pérdida del control total de la aeronave, ya que esta pieza sólo funge como un ‘compensador’, por lo que en caso de quedar inútil únicamente afectaría hasta en un siete por ciento el control de maniobra de la aeronave al cambiar a modo manual.

Aunque dicho informe no atribuye directamente al actuador lineal del desplome, reconoce que esta falla es una de las 11 teorías o escenarios que planteó el fabricante Leonardo Helicopters sobre las causas de la pérdida total del control de vuelo.

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

ICATEP
San Carlos
Melitón Lozano

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver