El “Eros y el Tanatos” de Montiel Ramírez II

#DesdelasGalias
 
Por: César Musalem Jop
 
Discurrí sobre la parte primera del texto de “Eros y Tanatos”, como ejemplo de la adquisición de conocimientos médicos puestos al servicio de nuestra sociedad, haciéndose desde 1821. Willebaldo Montiel Ramírez nos lleva a su lado en todos sus haceres circunstanciales como alumno de una universidad pública que aún no hace mucho dependía de voluntades externas no académicas para ¿su desarrollo?
 
2.- Aguascalientes es cálida para todo ser amante de la comida criolla, de la toma de café no apresurado, de la charla, del trabajo honesto, de las bellas mujeres y de hombres sensatos y leales a sus compromisos.
 
2.1.- A su bella ciudad llega nuestro actor a ejercer su oficio como aprendiz. Ahí descubre en Gastroenterología “que la destreza se adquiere mucho más rápido que los conocimientos”. Obligado por su tarea, cubre el último eslabón para anunciar a los parientes de los enfermos lo indetenible: la muerte de los ferrocarrileros por cirrosis ganada en chupes, briagas, parrandas eternas, antes de llegar al Mictlán.
 
En Pediatría aprende por qué el enseñante, García Zapién, sabía y pedagogo era.
 
En Cirugía General, Montiel dice de las relaciones humanas, dimes con diretes, aprendiendo mucho del cirujano de fama regional González Olivares, el cual, como escasos hay, sabía, y bien enseñaba. Traumatología y Ortopedia aprenderá del Dr. Rincón Gallardo, “Cirujano de guerra”, bajo la divisa ejecutiva “lo que mal se hace, por lo menos que se haga con rapidez”. El otro pedagogo, Valadez, era “un artista en el manejo del bisturí”.
 
Conducido por una mujer -cuándo no-, lleva de expertex en décadas aprenderá toda la parafernalia de los actos de advenimiento de los miembros de la especie. María Luévano lo llevará de la mano -como su consentido que era- en su aprendizaje. La destreza, el temple, la cabeza fría, son cualidades exigidas para todos los médicos del mundo.
 
Montiel las obtiene en Anestesiología, sumando hechos vividos.
¿Qué causas inclinara un ser humano, a dedicarse a tareas concretas durante toda una vida? Aquí Willebaldo decidióse por la práctica de Medicina Interna para ser su novio, amante, y esposo. Comprometido así, jefaturó a sus pares; mientras aprendían todos en el Hospital Universitario de la BUAP, dedicóse a lo que domina, aplicando la definición del extinto Dr. Octavio Cal y Mayor, egresado de la U. de Boston: “El especialista mi César no sabe más que un chingo de poco. Y lo aplica”.
 
3.- Las juventudes mexicanas empiezan a ganar las calles contra gobiernos de administraciones anacrónicas desde los años cincuenta. Huelgas en las normales, un alboroto universitario aquí, otro en el Politécnico.
 
Las normales ponen a todos los reprimidos, mientras que los universitarios y politécnicos dan los titulares de los diarios.
 
4.- Cunde el conocimiento democrático infectando al país entero allá por los sesentas, y en “Puebla que no es isla ni planeta aparte de México”, decía Jorge Murad Macluf, el de Eros y Tanatos estará en 1967 y en el 1968 encabezando luchas democráticas sociales desde las aulas de la UAP.
 
5.- Luego, en 1976, estará en la creación del Movimiento Médico Nacional y la Asociación Nacional de Médicos Residentes de la República, y ahora milita como fundador en MORENA operando por la 4T. ¡Adelante Dr.!
 
6.- Lo lamentable es la escasa difusión dada a la factura primera y ahora segunda edición. Práctica usual en el libro, debió ser presentado en sociedad: primero en Aguascalientes; después con los pares de Montiel; al final intra BUAP bajo aquel estribillo pernicioso: “A los amigos se les conoce en la cárcel, en la cama, y en las presentaciones de libros”.
 
NUESTRA CASA.- ¿Existen las colegiatas de profesionales y profesionistas? ¿Cuáles? ¿Dónde están?
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

ICATEP
San Carlos
Melitón Lozano

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver