Esto le trajo consecuencias a “Juanga”, pero era tan grande el amor que tenía al estado, que siempre se entregó en sus shows

Carlos Linares Mendoza

 tan solo un año de muerto, centenares de medios de comunicación nos unimos al homenaje del gran cantante Juan Gabriel, que sin duda dejará un legado muy importante en la industria musical de las siguientes generaciones.

Alberto Aguilera Valadez, mejor conocido como Juan Gabriel presintió su muerte, pues del 2010 para el 2016, comenzó a realizar varias producciones musicales entre ellas muchos duetos con artistas conocidos y nuevos talentos.

“Juanga” padecía de la presión, cuando estaba en ciudades con playa su desenvolvimiento escénico era mucho mejor, por eso se fue a vivir a Cancún, sin embargo cada vez que visitaba Puebla siempre trató de entregarse en cuerpo y alma a sus seguidores poblanos quienes en todo momento le demostraron su cariño y amor, al agotar siempre las localidades para sus presentaciones en la Angelópolis. No quiere decir que en los demás lugares donde se presentaba no tenía éxito, Juan Gabriel en todos los escenarios donde cantaba tenía un lleno total con localidades agotadas.

ABien podemos ver el amor que tenía hacia Puebla, que hasta la canción “A Puebla Mírenla”, nos dejó, en su última vista a la entidad donde inauguró el nuevo recinto Centro de Espectáculos de nombre “Acrópolis”, situado a un costado de los estadios Cuauhtémoc y Hermanos Serdán, como parte del tour “MéXXico es todo”. También podemos mencionar otra de sus presentaciones que tuvo el 13 de marzo del 2010 en la Explanada del Complejo Cultural Universitario, donde congregó a más de 15,000 fans, como parte del arranque de su gira “Bicentenario”, comenzando con el pie derecho en Puebla, evento del cual su servidor fue el Jefe de Prensa, trabajo que le gustó al cantante y empresarios con los cuales comencé a trabajar para la gira “Bicentenario” por diferentes estados del país, entre ellos Puebla, Querétaro, Hidalgo, Qintana Roo, Sonora por mencionar algunos.

El 18 de julio del 2015, se presentó en el Centro Expositor como parte de su “Tour Noa Noa”, complaciendo a casi 12mil seguidores que cantaron su repertorio donde estuvo acompañado de invitados especiales entre ellos “India”, “Zona Prieta” y “Jerok”.

Pero la altura de Puebla no era tan favorable para el cantante, podemos recordar algunas presentaciones que tuvo con pequeños contratiempos como el 25 de junio del 2011, cuando se presentó en el Centro Expositor que precisamente fue el primer concierto que se ofreció en ese inmueble, donde casi la mayor parte del tiempo estuvo sentado entre las bocinas y puso a cantar a sus fans; show criticado por quienes asistieron pero más criticado por quienes ni asistieron y se dieron el “lujo” de comentar sin tener realmente verdaderos fundamentos.

Y el concierto que causó revuelo también consecuencia de la “altura” de la Angelópolis fue el realizado en el antes Complejo Cultural Siglo XXI, que después se llamó Auditorio Siglo XXI y ahora es el nuevo Auditorio Metropolitano, para ser exactos fueron dos presentaciones, el 27 y 28 de enero del 2007, la primera a la cual fuimos convocados los medios de comunicación fue todo un éxito, pero la segunda fecha resultó un tremendo “contratiempo”, debido a que tras cantar aproximadamente hora y media de show (El tiempo estipulado en un contrato), el cantante abandonó el inmueble debido a que se sintió mal y tuvo que salir en una ambulancia, se habla que fue trasladado al Hospital Betania de nuestra ciudad… Ocasionando que sus “Fans incomprensivos”, comenzaran a romper los cristales de las entradas, tirar las macetas del lobby, pero lo peor fue que hasta las butacas las desprendieron. Casi 1,500 personas acudieron a la Profeco a poner su queja, otros en las taquillas del lugar exigieron su reembolso, pero no se les dio nada porque el cantante sí llegó al lugar y sí cantó el tiempo marcado en el contrato.

Lo malo de todo esto fue que “Juanga” tenía mal acostumbrados a sus seguidores de todo el continente, en su mayoría de sus conciertos cantaba dos horas y media, en ocasiones tres horas, cuatro y en casos especiales como el Auditorio Nacional en su última visita ofreció show que duró seis horas.

Todo esto no importó para que Alberto Aguilera Valadez tuviera un cariño especial a la capital poblana; fue en el municipio de Atlixco donde se grabó gran parte de la película “¿Qué le dijiste a Dios?”, cinta con canciones del cantante que se estrenó en el 2014.

Finalmente cabe señalar que el amor hacia Puebla era tan inmenso, que hasta un rancho en Atlixco se compró, propiedad que solo sus familiares y amistades allegadas lo llegaron a conocer. A un año de su lamentable fallecimiento, Juan Gabriel sin duda quedará en la memoria y vida de muchas personas que han dado su “Amor eterno”, al grande de grandes, al Divo de Juárez.

 

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

SOSAPAMIM

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver