Imprimir esta página

Mexicano desarrolla fármaco para combatir el cáncer de mama

** El medicamento atacará sólo a las células tumorales dañadas y no a aquellas que están sanas **

Redacción / Ciudad de México.

Con el objetivo de crear un medicamento que ataque sólo a las células tumorales dañadas y no a aquellas que están sanas, el doctor Rafael Vázquez Duhalt, investigar del Centro de Nanociencias y Nanotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), trabaja en el diseño de nanopartículas proteicas que contienen actividad enzimática, a fin de hacer más eficiente el tratamiento de la quimioterapia del cáncer de mama.

La investigación tiene la finalidad de reducir las dosis de medicamento que se necesitan para combatir el cáncer de mama, con lo que es posible hacerlo más eficiente y disminuir los efectos secundarios tóxicos de la quimioterapia; lo que significa que el medicamento atacaría sólo a las células tumorales dañadas y no a aquellas que están sanas.

“Tenemos datos publicados ya experimentales en cultivo de tejido de células tumorales, y somos capaces de reducir en más de 50 por ciento la dosis, o sea, es menos de la mitad para matar las células cancerosas”, ha señalado Vázquez Duhalt.

Finalmente, señaló que la patente ya es nacional pero para que llegue al mercado faltan aún varios años por las pruebas que se necesitan. 

“Hoy día, el principio ya fue probado y se sabe que funciona, el siguiente paso es hacer las pruebas en animales y después asociarse con alguna empresa farmacéutica para hacer los ensayos clínicos”, recalcó.

Por esta investigación, Vázquez Duhalt obtuvo el Premio a la Innovación en Bionano: Ciencia y Tecnología 2018, otorgado por el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional.

Cabe señalar que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), del 2003 al 2010 más de 4.4 millones de mujeres fueron diagnosticas con este mal. Mientras que en México esta neoplasia (enfermedad en la que las células anómalas se dividen sin control y destruyen los tejidos corporales) ocupa el primer lugar entre las mujeres.

Valora este artículo
(0 votos)