Científicos crean crías de ratón de padres del mismo sexo

Un equipo de científicos de la Academia China de Ciencias ha conseguido que dos ratones del mismo sexo pudieran tener descendencia biológica. Es decir, que dos ratones hembras y dos ratones machos lograran tener hijos con la carga genética de ambos progenitores.

La investigación fue publicada en la revista “Stem Cell”, donde se explica que esto se logró mediante la combinación de técnicas de edición genética y uso de células madre.

Asimismo, señala que para lograr el nacimiento de esos ratones hijos de dos padres del mismo sexo, los investigadores seleccionaron las regiones del cromosoma que tan solo deben expresarse cuando son heredadas por parte de padre o madre y a partir de ahí crearon un embrión viable.

Dos madres

En el caso de la creación de ratones bi-maternos, los investigadores empezaron por modificar unas células madre embrionarias haploides, caracterizadas por contener la mitad del número normal de cromosomas y ADN. Estas fueron modificadas para eliminar tres regiones de la impronta genómica y, posteriormente, fueron inyectadas en huevos de otra hembra. De esta manera, los investigadores consiguieron evitar que determinadas zonas del genoma se repitieran con la carga genética aportada por ambas madres.

El resultado fueron 29 ratones vivos de un total de 210 embriones que, por el contrario, no sobrevivieron. En este caso, los investigadores destacan que los ratones creados a partir de esta técnica no tan solo lograron desarrollarse con normalidad sino que, además, consiguieron llegar a la edad adulta y tener sus propias crías.

Dos padres

En el caso de los ratones bi-paternos, el proceso fue algo más complicados. Los investigadores también partieron de células haploides que, en este caso, fueron modificadas eliminando siete de las regiones de la impronta genómica. Posteriormente, estas células madre modificadas se juntaron con el esperma de otro macho para crear una combinación de genoma de ambos padres. El siguiente paso fue modificar un óvulo para extraer toda su carga genética (presente del núcleo), inyectar en este el material genético de los padres y transferirlo a una madre sustituta.  

De todo este proceso consiguieron nacer doce ratones vivos que, sin embargo, tan solo sobrevivieron unas 48 horas. En este caso, los investigadores plantean seguir investigando para mejorar el proceso de reproducción de los machos y poder conseguir que estos ratones lleguen en buenas condiciones de salud hasta la edad adulta. 

De acuerdo con el propio equipo de investigación,  reconocer que, si bien estamos ante un avance científico importante, esto no significa que en un futuro próximo podamos replicar este mismo proceso en humanos. En este sentido, los autores del estudio comentan que todavía existen obstáculos tanto científicos como éticos que podrían complicar la extrapolación de estos métodos para la reproducción de otros mamíferos.

Con información de El Periódico)

Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Contador de Visitas

 

contador de visitas para blog

Volver